fbpx

10 maneras de tomarte vacaciones mientras te quedas en casa.

¡Necesito Vacaciones!

Este grito desesperado ya le pertenece a casi toda la humanidad. Este fue un año muy difícil, plagado de incertidumbres, angustias, planteos y replanteos.

No desesperes… No eres la única persona que se siente estresada debido a la tensión que ha generado la pandemia.

Fuente: Mansi Vithlani

Casi todos deseamos “escapar” y olvidarnos por unos días de este acontecimiento que aún no termina.

Sin embargo, no porque esté por llegar el momento de las vacaciones, quiere decir que vamos a poder disponer a voluntad de nuestro tiempo. Aún tenemos restricciones.

Es decir, este año las vacaciones tendrán que cambiar al igual que todo ha cambiado, pero lo que sí debemos hacer es mentalizarnos de que el momento de las vacaciones llegó y que, por nuestra salud mental, debemos tomarnos unos días de descanso.

Vacaciones en casa.

Una cosa son las ganas y la necesidad, y otra muy diferente son las posibilidades y las alternativas.

Hay quienes no tenemos más remedio que quedarnos en casa. Los motivos son múltiples, razonables y concretos: no podemos irnos y debemos hacer todo lo posible por generarnos la idea de que el descanso igual es necesario.

No queremos convencerte que quedarte en casa es lo mejor, porque ya sabemos que salir y cambiar de aire y de ambiente es lo más saludable y lo que más deseamos cuando nos vamos de vacaciones, pero si realmente es imposible moverse de casa, puedes pensar en que también tiene sus ventajas y no tiene por qué ser aburrido.

Aprendamos la forma de relajarnos aun estando en casa: no tenemos que hacer equipaje, conducir durante horas, esperar en aeropuertos, hacer fila en los lugares espectáculos, en las entradas a los cines o en los restaurantes para comer.

Te proponemos un viaje dentro de nuestro entorno habitual, que puedes disfrutar utilizando estas ideas. ¡Al final nos dirás qué te parecieron!

1) Leer libros y mirar películas.

Es interesante familiarizarse con los lugares que nos gustaría visitar. ¿Tenemos que posponer ese viaje que tanto anhelamos? Bueno… Tal vez sí, pero podemos visitar ese lugar de otra manera.

Fuente: Universal Assitance

Leer libros, mirar documentales, escuchar historias de sus habitantes… Cuando llegue el momento en que puedas concretar la visita, tu visión sobre el lugar será otra.

2) Escuchar música.

Una forma de acompañar la lectura de tu lugar favorito es escuchar música típica de la región.

¿Quién sabe? Tal vez sea algo que nunca hayas escuchado y te sorprenda gratamente.

Fuente: Google

Es otra manera de “viajar” a ese lugar deseado que contribuirá a relajarte y a transportarte con la ayuda de la imaginación.

3) Un aperitivo local.

Las bebidas típicas de las regiones pueden ser un universo aparte digno de descubrir.

¿Sabemos que bebe la gente en España, en Italia, en Estados Unidos? ¿Por qué no conocer un poco más al respecto e incluir el aperitivo local en nuestras vacaciones caseras?

Si te gusta tomar una copa para relajarte, y más estando de vacaciones, convierte ese momento en el descubrimiento de una bebida nueva e incluso, una sin alcohol.

Algunas de las bebidas más populares sin alcohol que podemos encontrar en los distintos países son: el café con miel en España; el jugo de avena en República Dominicana; la cerveza de manzana en Estados Unidos; el caffè latte en Italia o el café de olla en México.

Fuente: Shutterstock

4) Una aventura culinaria.

¡Excelente oportunidad para degustar algo nunca visto! Embárcate en una aventura culinaria, guiándote por alguna receta de las tantas que podemos encontrar en Internet.

La pizza o las pastas italianas, la paella española o alguna comida asiática.

Fuente: YouTube

Los sabores nuevos, definitivamente nos transportan a otros lugares mientras disfrutamos de preparar algo distinto que nunca antes hayamos probado.

De modo que, cuando llegue el momento de viajar, podremos comparar nuestra preparación con las típicas del lugar.

5) ¿Y qué hay de los juegos?

Llegó el momento de relajarse y los juegos nos divierten, además de que podemos integrar también a los niños.

¿Qué juegos son los típicos del lugar que quieres visitar?

Puede ser la petanca, como en Francia; el juego de la silla, como en Argentina o el balero o las canicas, como en Colombia.

Fuente: Pinterest

6) Un museo virtual.

Los recorridos de los museos virtuales ya forman parte de la diversión de muchas personas que, de otra forma, jamás podrían haber conocido.

Casi todos los museos más importantes del mundo tienen un recorrido virtual que te permite visitas detalladas.

Fuente: Google

Recorre la Historia y el Arte de las distintas civilizaciones, visitando el Museo Reina Sofía, el Museo del Louvre o el Museo Smithsoniano de Historia Natural en Nueva York.

7) Visita un Parque Nacional.

¿Sabías que las imágenes de lugares naturales como bosques, playas y montañas, ayudan a mejorar el estado de ánimo?

Acampar puede ser una actividad posible, dada la emergencia sanitaria. Nos permite estar al aire libre y en contacto con la naturaleza.

Fuente: Unsplash

Pero si aún no es posible, te proponemos visitar un parque nacional virtual, bucear en el mar caribeño o caminar por las rocas de Bryce Canyon, en Estados Unidos.

8) Aprender un nuevo idioma.

Si tu idea era visitar China, ¿te parece imposible aprender chino? ¿Y por qué no? ¡Es todo un desafío!

El idioma de un país puede ser una barrera para movernos en ese nuevo entorno. Todo es mucho más fácil si dominamos parte del lenguaje del lugar.

Saber el idioma nos permite conocer más y mejor el lugar que visitamos. ¡Este es un excelente momento para aprenderlo!

Fuente: Google

No se necesita ser un experto… con saber saludar, conocer los números, poder preguntar dónde está la estación de tren o pedir el almuerzo, será suficiente.

Duolingo es una aplicación gratuita que te ayudará a conocer todo esto… ¡y está disponible en 35 idiomas!

9) ¿Y si llevamos ese lugar a casa?

Muchos de nosotros sentimos que nos falta algo si no traemos un recuerdo de nuestro viaje… pues bien, esta vez el viaje puede venir a nosotros y podemos comprar en línea algún objeto típico de cada lugar. ¡Hay cientos de opciones!

Fuente: Google

Además, es una forma de conocer más de la cultura de un país.

10) ¡Arriba el ánimo!

Todo pasa. Esto también pasará. Hagamos que las fiestas, los cumpleaños, los aniversarios y las vacaciones sean lo más parecidas a lo que hubiéramos deseado.

Prepara una linda mesa, abre una botella de champaña, cocina una comida especial, ilumina los ambientes, enciende tus velas aromáticas mientras te das un baño de sales…

Fuente: Ikea

Vamos a mimarnos y a mimar a nuestra familia. Y aunque estés solo, hazlo igual. Crea un ambiente especial, enumera tus logros de este año y felicítate por ellos. ¡Te lo mereces!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *