Abuela se siente rechazada: “Mi nuera no me quiere en la sala de partos”.

El momento del parto, es muy particular; especialmente para las mamás primerizas. Nos enfrentamos a una situación desconocida que genera ansiedad, ¡y muchos nervios!

Imagen ilustrativa – Fuente: Google

Y es lógico que las mujeres queramos en ese momento tener a nuestro lado al papá de nuestro hijo. Él mejor que nadie puede darnos la fuerza y la confianza necesarias para transitar este momento.

En la red social Reddit, una mujer contó su experiencia, pero visto desde el punto de vista de abuela.

Ella insistía en que quería estar presente en el parto de su nieto y brindarle su ayuda profesional a su nuera, ya que fue enfermera durante 40 años.

“¡Ayúdenme!”

Esta futura abuela se sitió profundamente dolida y ofendida, cuando su nuera le hizo saber que no quería que estuviera presente en la sala de partos. Ella sólo quería a su esposo y a su propia madre.

Este momento es mágico, pero también implica mucha ansiedad y las mujeres queremos sentirnos rodeadas de personas con quienes podemos expresarnos libremente, en una situación de debilidad.

Julia y Steven, así lo decidieron y estuvieron de acuerdo, pero la abuela paterna dijo sentirse “abuela de segunda categoría”.

Imagen Ilustrativa – Fuente: Storyblocks

“¿Tengo que recordarles que fui enfermera durante 40 años? ¿No soy digna de estar presente durante el nacimiento de mi nieto?”, se quejó la mujer.

Muchos intentaron convencerla de que no se trataba de una cuestión de categorías de abuelas, ni de egoísmo; sino de hacer sentir cómoda a la futura mamá y de entender que era lógico que quisiera a su propia madre a su lado.

“Creí que tenía una buena relación con Julia, pero su decisión me ha dejado devastada”, escribió la abuela.

Imagen Ilustrativa – Fuente: Storyblocks

Algunos comentarios en la red social trataban de hacerle entender y otros le decían que era egoísta y que pretendía robarles y amargarles este momento mágico a su hijo y su nuera.

“Quedé atónita y desconcertada. Me lastimó mucho esta injusticia y le rogué a Julia que me permitiera estar presente, pero ella insiste en que no se sentiría cómoda conmigo ahí. ¿Por qué?”, dijo con tristeza.

Un marido protector.

Debe haber sido duro para Steven, pero tomó la decisión correcta apoyando a su mujer en el deseo de estar sólo él y la madre de ella en la sala de partos.

Le dijo a su madre que la quería mucho, pero que quería que Julia estuviera tranquila y que no tenía más remedio que aceptar.

Imagen Ilustrativa – Fuente: Storyblocks

En cambio, le ofreció esperar sólo a unos metros y le aseguró que le llevaría a su nieto recién nacido para que le diera el primer beso de abuela.

Muchos intentaron tranquilizar a esta mujer entristecida diciéndole cosas como “no lo tome a mal, no es algo en su contra”, “siempre será la abuela de su nieto” o “no les robe este momento tan único. Déjelos vivirlo como lo deseen”.

¿Qué opinas de la insistencia de esta abuela? ¿Qué le hubieras dicho para hacerle comprender?