fbpx

Arroja bebé al agua para que aprenda a sobrevivir. El video provoca polémica y furia en las redes sociales.

El video se volvió viral. Se puede ver a un bebé de 2 meses lanzado a la piscina por su profesora de natación, para que aprenda a sobrevivir en el agua.

@mom.of.3.boyss

Oliver amazes me every week! I can’t believe he is barely 2 months in and is catching on so fast. He is a little fish. #baby #swim

♬ original sound – Krysta Meyer
Fuente: mom of 3 boyss

Krysta Meyer, es la mamá de dos pequeños niños. Ella vive en Colorado, Estados Unidos y hace unos días compartió un video que rápidamente generó debate.

En él, se ve a su pequeño bebé Oliver, de tan solo 2 meses, cuando es lanzado a la piscina por su profesora de natación.

“Oliver me fascina cada semana. No puedo creer que haga esto con tan sólo 2 meses. ¡Es un pececito!”, dice su mamá.

Las críticas.

En los comentarios del video, muchas personas se preocupan por el método utilizado y por la seguridad del bebé.

“Muchas personas ven a un bebé ser arrojado al agua y piensan “¡Esto no está bien! ¡No deberías hacer eso!” Recibí amenazas de muerte. Otros me dijeron que era la peor de las madres, que ponía a mis hijos en peligro y que los traumatizaba”, contó Krysta Meyer.

Oliver no toma clases clásicas de natación. El objetivo del ejercicio es enseñarle a reaccionar, en caso de que caiga al agua accidentalmente.

Fuente: mom of 3 boyss

“Les enseñamos a los bebés a reaccionar frente a esta situación y a encontrar una estrategia para salir”, explica Lauri Armstrong, la propietaria de Little Fins, que es dónde se organizan estos cursos.

Los bebés aprenden a girar en el agua y a flotar sobre sus espaldas, una vez que caen al agua.

“Cuando los bebés caen, no es un lindo momento. A menudo, se sienten desorientados. Deben aprender a emerger y a valerse por sí mismos”, afirma esta profesora.

Asimismo, aclara que los bebés no son arrojados a la piscina, hasta tanto no se sientan cómodos en el agua.

No todo el mundo está de acuerdo.

En realidad, se trata de un método utilizado desde hace muchos años, pero no todo el mundo lo considera beneficioso.

Un estudio británico realizado en el año 2017, señalaba que esto podría ser traumático para los niños, mientras que en el año 2000 la Academia Americana de Pediatría, aseguraba que nada hacía suponer que el método pudiera ser eficaz.

Fuente: mom of 3 boyss

En cambio, los defensores de este sistema insisten con que los bebés deben aprender a nadar desde temprano, en caso de que caigan al agua.

Sin embargo, Liz Huber, fundadora y directora de Water Safety Foundation, explicó que en los cursos que ellos dan, utilizan otros métodos.

Por ejemplo, colocan un juguete en el fondo de la piscina, para que los niños vayan a recuperarlo. Una situación muy común que puede producirse en la vida real.

“No alcanzo a imaginar una situación en la que los bebés puedan caer al agua con tanta fuerza, de manera accidental”, comenta, al ver el video.

La defensa del método.

Por su parte, Lauri Amstrong, defiende su método y explica que el objetivo es “prepararse para lo peor” y enseñarle al bebé lo que debe hacer si, por ejemplo, cae de un barco.

Este argumento no convence a Liz Huber: “También queremos preparar a los niños para todas las situaciones posibles. Sin embargo, no creo que esta fuerza con la que caen sea necesaria para simular la desorientación. Entiendo la idea, pero para mí, es demasiado”.

Está claro que cada uno creía a sus hijos como le parece y ese es el caso de la mamá de Oliver.

Fuente: Pinterest

Krysta Meyer dice estar satisfecha con este método.

“Dejo a mi hijo en una clase de natación, dentro de un ambiente seguro, con profesores titulados. Me siento más segura cuando mis hijos están cerca del agua, sabiendo que son capaces de sobrevivir. Siempre pienso en lo que es mejor para ellos”.

Después de ver el video, todos nos quedamos con dudas. ¿Te parece correcto este método de enseñanza?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *