Becky y Georgia son pareja y quedaron embarazadas el mismo mes y del mismo donante.

Becky y Georgia son pareja y quedaron embarazadas el mismo mes. Sus hijos, Willow y Woody Ashford-Singer, tienen tan sólo 13 días de diferencia entre sí.

Pero lo más curioso es que estos hermanitos, son hijos del mismo donante de esperma.

Fuente: Triangle News

Becky Ashford-Singer, de 28 años, fue inseminada primero y su esposa Georgia quedó embarazada seis días después.

Ellas se eligieron mutuamente, quisieron estar juntas y formar una familia con sus respectivos hijos, pero el destino iba a unirlas no sólo en los deseos.

La inseminación se llevó a cabo a partir del mismo donante que encontraron en Facebook, y la sorpresa fue enorme cuando descubrieron con 4 días de diferencia, que ambas estaban embarazadas.

Fuente: Triangle News

Fue una alegría inmensa para ellas, sobre todo teniendo en cuenta que ya lo habían intentado otras veces sin obtener resultados. Esta vez, todo sucedió como ellas lo esperaban.

Planear una familia.

Becky dio a conocer su homosexualidad a su familia ni bien terminó la escuela, cuando tenía 18. Siempre quiso tener hijos y se proponía tener su propia familia.

Fuente: Triangle News

Georgia salió con hombres, pero en 2017, cuando se conocieron, después de ser amigas durante un tiempo, se dieron cuenta de que se habían enamorado la una de la otra.

En cuanto empezaron a salir, hablaron de tener hijos. Ese había sido uno de los principales objetivos en la vida de Becky. Su hermana tiene dos hijos y ella es una tía muy amorosa.

“Becky siempre quiso tener sus propios hijos. Esto era algo muy importante para ella”, dijo Georgia.

Fuente: Triangle News

Al principio, planearon recurrir a un donante de esperma a través de una clínica de fertilidad y como Georgia había sufrido algunos problemas de salud relacionados con la tiroides, planearon tomar uno de sus óvulos, fertilizarlo con un donante e implantarlo en Becky.

Pero nunca pensaron que sería tan costoso. Georgia trabajando como asistente de enfermería y Becky como terapeuta de adultos con dificultades en el aprendizaje, no podían permitirse asumir este costo.

Fuente: Triangle News

Y entonces recurrieron a un grupo de Facebook para buscar donantes, al mismo tiempo que planearon su boda para septiembre de 2019 y así ambas pudieran figurar en los certificados de nacimiento.

“Nuestras familias bromeaban constantemente sobre lo gracioso que sería si nos quedáramos embarazadas al mismo tiempo. Fue una broma constante durante todo el proceso. No sabíamos que eso se haría realidad”.

Fuente: Triangle News

Ellas no tenían preferencias en cuanto al aspecto físico. Sólo querían ser madres.

“¡Somos dos mujeres, así que no nos hacemos ilusiones de que el bebé se vería como el otro de todos modos!” dijo Georgia.

Nueve meses después de ese maravilloso día nacieron Willow, la hija de Becky, el 11 de abril y Woody, el hijo de Georgia, el 24 de abril.

Fuente: Triangle News

Las nuevas mamás duermen poco, pero están felices y se ayudan mutuamente. Ahora tienen la familia que deseaban y crían a sus hijos con todo su amor de madre.