fbpx

Bill Gates dice que los países ricos deberían comer “carne sintética”, para salvar el planeta.

El desastre climático está a la vuelta de la esquina. Si no hacemos algo en menos de 30 años, la vida se volverá cada vez más difícil en el planeta.

¿Y cómo evitar el desastre? Para el multimillonario Bill Gates, una parte de la solución, es pasar a consumir carnes sintéticas.

Fuente: [email protected]

La producción de carne, contamina.

Además de desarrollar energías “verdes”, fomentar el uso de energías renovables o de disminuir las emisiones de gas que provocan el efecto invernadero, el fundador de Microsoft propone que consumamos únicamente carne 100% sintética.

Según expresó, los consumidores deberían acostumbrarse al sabor de esta carne artificial, para salvar el planeta.

¿Y en qué se basa su teoría? ¿Por qué es importante para el planeta dejar de consumir la carne tal cual la conocemos hasta ahora?

Fuente: Pixabay

Bill Gates explica que, la carne representa hoy uno de los principales factores del calentamiento climático.

La cría intensiva obliga a la deforestación y genera una enorme producción de gas metano; un gas que contribuye al efecto invernadero.

Fuente: Pixabay

El metano podría aumentar la temperatura del planeta en 4º de aquí a fin de siglo. ¡Un desastre!

Los defensores de la agricultura sostienen, por el contrario, que también es fuente de transformación y que podría jugar un rol clave en la generación de un sistema alimentario más durable.

Pero para Bill Gates, la innovación en la alimentación, pasa por la producción de carne sintética, por ser “respetuosa con el planeta, económica y producible a gran escala.”

Puesta en marcha.

Ya existen empresas que están fabricando carne sintética a nivel celular para resolver este problema. Por el momento, sólo representan el 1% del abastecimiento mundial de carne.

“Se siguen lineamientos de calidad y de costos, lo que la hace completamente competitiva”, dijo Bill Gates; y agregó, que claramente podría ser una forma de resolver el problema.

Fuente: Pixabay

“Podemos acostumbrarnos a la diferencia de sabor que seguramente se mejorará con el correr del tiempo”, señaló.

A pesar de sus explicaciones, los detractores consideran que la carne de sustitución es una contradicción y que mejor sería ajustar el consumo de carne animal, a las verdaderas necesidades de la población.

¿Qué piensas de su propuesta? ¿Crees que es posible de lograr?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *