fbpx

Brasil: una familia mantuvo a una mujer como esclava durante 38 años. Fue rescatada.

Una familia mantuvo a una mujer como esclava durante 38 años, en condiciones infrahumanas y a quien casaron a la fuerza con un hombre mucho mayor que ella.

Fuente: Google

Es inconcebible pensar que hoy en día alguien puede someter a otra persona a la esclavitud. Y mucho más cuando se trata de una niña, como lo era Madalena cuando esta familia de desalmados se apoderó de ella.

Una vida de privaciones.

Como siempre, la pobreza y la ignorancia son el origen de estas situaciones de abuso y maltrato.

La familia de Madalena Giordano era muy pobre y tal vez, pensando que así tendría una vida mejor, o que tal vez sería una boca menos que alimentar, la entregaron a la familia de un profesor universitario llamado Dalton Cesar Milagres Rigueira.

Fuente: Facebook

En un principio, fue criada por la madre de este hombre, aunque nunca la adoptó oficialmente.

Madalena tenía tan solo 8 años cuando cayó en las garras de estos inescrupulosos. Tiempo después, fue obligada a casarse con un hombre mayor, ligado a la familia, aunque nunca convivió con él.

“Yo ayudaba a limpiar la casa, cocinar, lavar… no podía jugar como las otras niñas. Ni siquiera tenía una muñeca”

Madalena Giordano

Fuente: DW

¡Cuánta maldad!

El rescate.

Madalena tuvo la desgracia de caer en una familia de crueles canallas que la sometieron a la servidumbre desde muy pequeña.

El objetivo de casarla con ese hombre, era cobrar la pensión que le correspondía cuando él muriera: 1557 dólares.

Claro está que Madalena no tenía idea de que le correspondía ese dinero, y que eran ellos mismos quienes se lo quedaban.

Fuente: Google

Madalena hoy tiene 46 años y le debe su liberación a unos vecinos que se dieron cuenta de que estaba siendo esclavizada.

Ella misma les hizo llegar una nota en la que les pedía que le compraran comida y algunos productos de higiene personal, ya que no tenía dinero.

La tenían confinada en una pequeña piecita sin ventanas, en su casa del Estado de Minas Gerais. Era más que una sirvienta, era una esclava.

¡Qué horror!

Fuente: Globo

“Sólo le daban de comer cuando tenía hambre, pero no tenía ningún otro derecho”, declaró Humberto Camasmie, inspector encargado de la liberación de Madalena.

Fuente: Pinterest

La servidumbre doméstica en Brasil, es difícil de identificar y de combatir, ya que las victimas muchas veces no entienden que son esclavas modernas, explicaron los responsables.

No podemos imaginar el sufrimiento que vivió esta mujer, a la que le robaron los mejores años de su vida.

Si bien vivió muchos años con la madre de Dalton Cesar Milagres Rigueira, cuando fue liberada, vivía en su casa. Él la “heredó”.

“No sabía lo que era un salario mínimo. Ahora, aprendió a utilizar la tarjeta de crédito y sabe que todos los meses recibirá el dinero de la pensión”, dijo Humberto Camasmie.

Haciendo Justicia.

Milagres Rigueira ya fue apartado de su cargo como profesor universitario por tener a una persona reducida a la esclavitud durante años.

Al mismo tiempo, se enfrenta a una pena de 20 años de prisión por esclavismo, trata de personas y apropiación indebida. Aunque sea, un poco de justicia para Madalena.

Fuente: racismobrasil

Esta gente sin corazón, tuvo a su disposición día y noche, a una mujer inocente e indefensa, a la que sólo alimentaban con el fin de que no muriera y los siguiera sirviendo. Nunca le dieron nada más.

Hoy, salió de la oscuridad, gracias a que unas personas se compadecieron de ella, porque de otra manera, nunca hubiera podido terminar con su infierno.