fbpx

Nuestro sitio web utiliza cookies para mejorar y personalizar su experiencia y mostrar anuncios (si los hubiera). Nuestro sitio web también puede incluir cookies de terceros como Google Adsense, Google Analytics, Youtube. Al utilizar el sitio web, acepta el uso de cookies. Hemos actualizado nuestra Política de privacidad. Haga clic en el botón para consultar nuestra Política de privacidad.

Cada vez menos mujeres usan sujetador. Otro efecto de la pandemia.

El estar todo en día en casa, les permitió a muchas mujeres “liberarse” de la presión del sujetador y al parecer, muchas son de la idea de no utilizarlo nunca más.

Fuente: Lucie Weeger

El confinamiento permitió adoptar esta costumbre, y entre las mujeres de 18 a 25 años, el número aumenta considerablemente. Existe una cuestión de comodidad, pero claramente, también hay un componente generacional.

Las estadísticas establecen precisamente eso; la cuestión de la comodidad. Sin embargo, todavía hay un porcentaje elevando que piensa exactamente lo contrario: se sienten incómodas sin el sujetador.

Pero también está el tema de las miradas. Muchas mujeres sienten que serán señaladas con el dedo si no usan sujetador, ya que la diferencia entre usar y no usar, es notoria.

Fuente: Pinterest

Sin embargo, otro gran porcentaje considera que esto se debe a la sexualización de los senos y que deberíamos dejar de ver esta situación como algo anormal y naturalizar la anatomía femenina.

La presión sexual.

Dejar de usar sujetador, puede ser liberador, pero un gran número de mujeres que querría poder hacerlo, no se atreve porque considera que esto puede ser un motivo de acoso.

No debería ser, pero la cultura machista y sexista en la que nos encontramos, nos hace temer ser objeto de agresiones, insultos o comentarios malintencionados, que tienen relación con la provocación.

Fuente: Google

Una especie de interpretación de que no usar sujetador, es una invitación a la falta de respeto.

Esta liberación de las miradas indiscretas y de la condena social por no usar sujetador, encontró solución durante la pandemia y el confinamiento.

Una situación que permitió a las mujeres guardar durante semanas el sujetador en un cajón y sentirse libres de marcas en la piel, irritación y sensación de ahogo.

¿El sujetador es necesario?

El sujetador puede ser molesto, pero no usarlo, puede ser doloroso cuando se tienen senos voluminosos y corremos detrás del bus o practicamos algún deporte de alto impacto.

Tal vez, en esos casos en particular, sería bueno volver a utilizarlo.

Sin embargo, después de varios meses de no usarlo, los senos se readaptan a la ausencia de sujetador.

Fuente: Unsplash

Y, por último, no existe prueba de que la falta de uso de sujetador, sea la responsable de los “senos caídos”.

La evidencia demuestra que, con el paso del tiempo, la piel cambia y estas modificaciones en nuestro cuerpo son inevitables; con o sin sujetador.

Ojalá esta pequeña batalla por las libertades, también sea un triunfo para quienes deseen no usarlo. Esas mujeres también tienen derecho a sentirse libres, sin ser juzgadas.

¿Y tú? ¿Podrías acostumbrarte a no usar nunca más sujetador?

One Comment

  • María Eugenia Nuñez -

    Hace mucho tiempo que dejé el sujetador y uso los body son mucho más cómodos y no se marcan y no lástima. Hay una variedad enorme y muy sexys y muy femeninos y ayudan a que el cuerpo no se esparrame cuando hay rollitos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notas relacionadas