Colombia: se desploma una tribuna y provoca una tragedia durante una corrida de toros.

Una verdadera tragedia se produjo en Colombia cuando cientos de personas que asistían a una corrida de toros en Espinal, quedaron atrapadas bajos las gradas de una tribuna que se derrumbó.

Seis personas murieron y unas 50 resultaron con heridas de distinta gravedad.

Las imágenes de esta catástrofe que se podría haber evitado, pueden herir la sensibilidad de algunas personas.

Fuente: La Vanguardia

Las fiestas de San Pedro terminan en drama.

Como cada año, durante las tradicionales fiestas de San Pedro, miles de turistas visitan la región de Tolima. En la ciudad de Espinal, situada a 146 kilómetros de Bogotá, los festejos se realizan desde el 22 de junio, hasta el 2 de julio.

Durante esa semana, se organizan distintos eventos y entre los más esperados se encuentran “las corralejas”.

Las corralejas son similares a las corridas de toros, pero con algunas diferencias importantes: el público puede entrar a la arena a azuzar a los toros y los toros no se matan.

Mientras algunos participantes provocaban a los toros, tal vez, buscando ser embestidos para ponerle más entusiasmo al evento, una tribuna de la arena Gilberto Charry se desplomó violentamente.

De pronto, cientos de personas se encontraron en el suelo, cubiertos por maderas y escombros.

En un primer momento, se confirmó la muerte de 6 personas, entre las que se encontraba un bebé de 1 año. Cuesta entender que menores participen de estos “festejos”, pero está claro que no asisten por su propia cuenta.

Fuente: Google

Testimonios escalofriantes.

El relato que llegó por parte de la gente, hiela la sangre. Una persona que estuvo presente en el lugar, contó:

“Ayudé a 3 niños a salir de allí, entre los que estaba una niña de 3 años, pero desgraciadamente falleció. También ayudamos a una persona mayor, pero no pudimos hacer nada por él. Le hicimos respiración boca a boca, pero se murió en mis brazos”. Un horror lo que se vivió en ese lugar.

En medio de la confusión y el desorden provocado por la caída de la tribuna, los toros que estaban en la arena, seguían sueltos y aún más nerviosos. Es decir, aún más peligrosos.

Ellos no pidieron estar ahí, ni son responsables de lo sucedido, pero para no generar más víctimas en el lugar, tuvieron que matarlos.

Fuente: Google

Habló el presidente.

Gustavo Petro, es el nuevo presidente de Colombia y empieza su mandato con una tragedia que no tendría que haber sucedido si las personas no encontraran divertido arriesgar sus vidas y las de los animales.

Frente a este drama que pone de luto al país, el presidente dijo: “les pido a los intendentes no autorizar más espectáculos en donde mueran personas o animales”.

Fuente: Google

Un dato que estremece.

Según informó Radio Caracol, se abrió una investigación contra Juan Carlos Tamayo, el intendente de la ciudad. El 22 de junio (4 días antes de la tragedia) el procurador pedía informes sobre las medidas tomadas en materia de seguridad, en vista de que se acercaban las fiestas de San Pedro. Nadie le respondió.

Como sucede siempre, después de una tragedia, comienzan los cuestionamientos y la búsqueda de culpables.

Ya nada les devuelve la vida a esas personas, ni a esos niños que no fueron allí por voluntad propia.

Fuente: Google

¿No es ya hora de terminar con estos espectáculos lamentables en donde se disfruta con el sufrimiento de los animales? ¿Podemos llamar a eso diversión?