fbpx

Nuestro sitio web utiliza cookies para mejorar y personalizar su experiencia y mostrar anuncios (si los hubiera). Nuestro sitio web también puede incluir cookies de terceros como Google Adsense, Google Analytics, Youtube. Al utilizar el sitio web, acepta el uso de cookies. Hemos actualizado nuestra Política de privacidad. Haga clic en el botón para consultar nuestra Política de privacidad.

“El Vengador de Alaska”. Lo condenan a 25 años de prisión, por atacar a pedófilos con un martillo.

Siempre decimos que hacer justicia por mano propia no está bien.

Jason Vukovich fue condenado por hacer justicia por mano propia, aun cuando pudiera parecer que lo que hizo estuvo bien.

Fuente: Loren Holmes / ADN

Él fue sentenciado a 25 años de prisión, porque en el año 2016 atracó a tres abusadores sexuales de niños.

Su propia experiencia, lo llevó a odiar a estos delincuentes sexuales, ya que se siente identificado con la tragedia que viven las víctimas, por haber sido él mismo víctima de abuso sexual siendo niño.

Un ángel vengador.

“Nunca me voy a recuperar”, dijo Joel Fulton, hermano de Jason. Él ahora tiene 42 años y es propietario de una próspera compañía de ciberseguridad en California en donde vive con su familia.

Jason no pudo sobreponerse jamás. Se define a sí mismo como “el vengador de Alaska”.

Su abogada, pidió al Tribunal una pena menos severa para su defendido, en virtud de que sufre trastornos emocionales, como consecuencia de una dura infancia, a manos de un padre adoptivo abusador.

Su hermano, Joel Fulton, también pidió clemencia y dio fe de los abusos que sufrieron ambos en la infancia. Dijo que ninguno de los dos ha podido recuperarse hasta el momento.

Jason Vukovich llora cuando escucha a su hermano Joel Fulton, describir el abuso físico, sexual y emocional, por parte de su padre adoptivo, cuando él y sus hermanos eran niños. (Loren Holmes / ADN)

Pero el fiscal Patrick McKay no se dejó convencer. En su alegato, explicó que Fulton no podía atacar a martillazos a estos hombres y hacer justicia por mano propia.

“Tenemos suerte de no estar tratando con un cargo de asesinato”, explicó al juez, el fiscal. “La gente no puede tomarse la ley en sus propias manos, sólo porque no le agrada una persona en particular”.

El juez Erin Marston dictó sentencia. Jason deberá pasar 25 años en la cárcel por atacar a martillazos a un abusador de niños y dejarlo al borde de la muerte.

Recibió 5 años menos que la pena máxima.

Jason Vukovich y su abogado, Ember Tilton durante su sentencia. (Loren Holmes / ADN)

“La justicia por mano propia, no es algo que aceptemos en esta comunidad y simplemente, no será tolerada”, dijo el juez.

“Mi vida ha cambiado para siempre”.

Jason Vucovich atacó a tres hombres que estaban cumpliendo con su sentencia. Sus nombres figuraban en el registro público de delincuentes sexuales y ahí fue donde él los encontró.

“El registro es para mantener a la población segura y no para que las personas hagan justicia por mano propia”, dijo el juez Marston.

Fuente: Justice for Jason Vukovich

Vucovich había estado preso y llevaba un cuaderno con una lista de delincuentes sexuales. Supuestamente, todos eran pedófilos.

Al salir de la cárcel, los buscó, ingresó en sus casas y los atacó a golpes. A uno de ellos, le provocó serias lesiones en la cabeza con un martillo.

Cuando fue condenado, dijo: “Ahora me doy cuenta de que no tenía por qué agredir a estas personas o tomar la ley en mis propias manos. Debería haber buscado asesoramiento sobre salud mental antes de explotar.”

Durante años, entró y salió de la cárcel. Nunca pudo recuperarse de los años de abuso. Su vida eran las drogas y los delitos.

Su padre adoptivo, abusaba de él y de sus hermanos y cuando al final fue condenado, sólo le dieron tres años en suspenso y nunca pasó ni un solo día en la cárcel.

Fuente: Justice for Jason Vukovich

Joel Fulton, le explicó al juez que no tenía una relación estrecha con su hermano, pero que, aun así, quería ayudarlo.

“Tengan piedad de él, ayúdenlo”, pidió al juez.

El juez se mostró comprensivo con la historia terrible que vivieron en la infancia, pero aseguró que Vucovich “demostró ser peligroso y estar dispuesto a lastimar a otros.”

Una historia de abuso y maltrato, que dejó huella en un hombre que podría haber sido bueno.

¿Qué opinas de esta terrible historia?

One Comment

  • CRUZ VILLEGAS MIGUEL -

    GENERALMENTE LA LEY NO HACE NADA CONTRA ÉSOS CRIMINALE, POR´ÉSO ES QUE APOYAMOS A JASSON, Y ASÍ COMO EL JUESECITO ÉSE, ME IMAGINO QUE SOLTARÍA A PODAS ÉSAS LACRAS DE LA SOCIEDAD, INCLUÍDOS LOS ENSOTANADOS QUE PROTEGEN DESDE EL VATICANO, Y LOS QUE BIDEN DE USA, TAMBIÉN HACE LO MIS MO, PROTEJE A LOS LACRAS DE ÉSE PAÍS, POPRQUE ES SU SIRVIENTE DE ÉSOS MILLONARIOS DEGENERADOS…..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notas relacionadas