“¡Salvemos a Pierrot!”: Campaña busca salvar a perrito de ser sacrificado. Su familia pide ayuda.

Una familia de México, busca salvar a su perrito Pierrot, mediante una campaña para evitar que sea sacrificado.

Al parecer, Pierrot mordió a un niño y el Centro de control animal decidió llevarlo para hacerle una evaluación de conducta.

Fuente: Cecilia Angelina López Mora

Cecilia Angelina López Mora, es la dueña de este simpático perrito y está pidiendo ayuda para evitar esta drástica decisión.

Durante tres semanas, la familia de Cecilia no tuvo noticias sobre Pierrot.

Al cabo de 10 días, le informaron que todavía necesitaban más tiempo para la evaluación y a esta altura, Cecilia dudaba de que le devolvieran algún día a su perro. Cuando finalmente se comunicaron con ella, le explicaron que debían ponerlo a “dormir” porque había mostrado conductas agresivas.

Un pedido desesperado.

Fue así como nació la campaña “Salvemos a Pierrot”, junto con el pedido desesperado de Cecilia y su familia que se hizo viral en las redes sociales.

“Amigos, mi publicación es por mi perro Pierrot, que se viralizó a partir de que supuestamente, mordió a un niño en el callejón del Mogote.

Se presentó la mamá del niño junto con los del centro de control animal.

Se metieron en mi casa sin ningún permiso, diciendo que iban a llevarse a mi perro. Aclaro que no tenían ninguna orden.

Fuente: piqsels (imagen ilustrativa)

Confiamos en el doctor Juan Pablo Rodríguez, que nos dijo que le harían las pruebas pertinentes y que nos lo entregarían en 10 días, como marca la ley.”

Así comienza su relato Cecilia, que lucha para que no sacrifiquen a su perro.

Contó que cuando regresaron a buscar a la mascota, la doctora Minette Rodríguez González, directora de Salud municipal, les dijo que debían firmar un documento en el que manifestaran que entregaban voluntariamente al perro.

Ya todos entendemos lo que eso significa: Pierrot estaba condenado a muerte.

Cecilia y su familia se negaron y exige que le devuelvan a su pequeño Pierrot.

Lo de Pierrot fue un error.

La familia de Pierrot, reconoce que cometió un error al morder a este niño, sin embargo, ellos tienen sus propias dudas.

Además de la campaña “Salvemos a Pierrot”, contrataron abogados para defender los derechos de su perro.

Incluso, realizaron una convocatoria a toda la población de Guanajuato, para manifestarse frente a la perrera municipal del Centro de control animal.

Fuente: piqsels (imagen ilustrativa)

Con esta medida, esperaban conseguir que liberen a Pierrot.

Las dudas surgen, porque ellos desconocen si el perro respondió a una provocación por parte del niño, máxime cuando nunca mostró actitudes agresivas durante todo el tiempo que lleva viviendo con ellos.

Creen que en caso de que Pierrot haya cometido este error, no merece ser condenado a muerte.

¿Te sumarías a la campaña para salvar a Pierrot?