Tras declararse “coreana no binaria” las redes atacan a influencer.

Una vez más nos encontramos en la polémica sobre la sexualidad de las personas o sobre cómo cada uno se percibe.

Pero esta vez no se trata sólo de sexualidad, sino de identidad étnica, porque un joven británico se sometió a numerosas operaciones para tener los ojos rasgados y convertirse en “coreano”.

Fuente: Instagram / Oli London

Oli London, es un joven británico fan de la banda coreana BTS que se ha vuelto increíblemente popular en todo el mundo. Pero particularmente es admirador de Jimin, uno de sus miembros y su principal ídolo.

Y esta pasión, lo ha llevado a querer parecerse a Jimin y a querer ser coreano. ¿Cómo? Sometiéndose a numerosas cirugías plásticas para ser eso que tanto desea.

“Sean lo que quieran ser”.

Este joven cuenta con casi medio millón de seguidores entre todas sus redes sociales y las utilizó para hablar sobre la transición que está haciendo con su cuerpo y con su vida.

“Sé que mucha gente no lo entenderá, pero yo me identifico como coreano y no como británico. Ahora parezco coreano y me siento coreano. Es mi cultura, es mi país.

Fuente: Instagram / Oli London

Por fin tuve el coraje de completar mi transición racial y me siento feliz.

Durante tanto tiempo me sentí prisionero en mi cuerpo. Viví en Corea, hablo el idioma… si no me conocieran, pensarían que soy coreano. Y ni hombre, ni mujer; sólo una persona.

Espero que este video anime a los jóvenes a hacer lo que los haga felices. Ese es mi mensaje. Sean lo que quieran ser”, dijo Oli.

Fuente: Instagram / Oli London

Reproches y amenazas.

Pero hubo quienes no se tomaron nada bien la nueva transición de Oli. Él se reivindica como un “activista transracial”. Oli, que ahora también se llama Ji-Min, recibió muchos reproches en redes sociales e incluso, amenazas de muerte.

En Corea, por un lado, se ríen burlonamente y por el otro se indignan. Se lo acusa de “fetichización”, de apropiación cultural y de explotación de Corea, de acuerdo a cómo la presenta en sus videos. De manera banal, dicen ellos.

Y Oli se defiende con un argumento simple, pero que se presta al debate:

“Si puedes ser transgénero, también puedes ser transracial. ¿Por qué el doble estándar y la hipocresía con la gente que me critica porque soy coreano?

Fuente: Instagram / Oli London

Es lo mismo que quien ha nacido en un cuerpo equivocado y quiere ser hombre o mujer. Yo, efectivamente, nací en un cuerpo equivocado”, explicó.

Después de explicar que él estaba atrapado en el cuerpo de “un inglés blanco”, mientras que se sentía coreano y reivindicaba su cultura, Oli afirmó que ese es “el peor de los sentimientos”.

¿Se justifica gastar 140 mil dólares y pasar por 18 operaciones para ser alguien completamente diferente? Ya hace 6 años que Oli empezó con su transformación, modificando su rostro para parecerse a su ídolo e incluso anunció su matrimonio con una imagen de cartón del artista.

¿Qué opinas de este joven que quiere ser otro y de otra nacionalidad?