Influencers lloran porque Rusia prohíbe Instagram y considerará a Meta “organización extremista”.

Meta, la casa matriz de Facebook e Instagram, modificó sus reglas de moderación para los países próximos al conflicto entre Rusia y Ucrania, permitiendo los mensajes de odio hacia los rusos e incluso, los pedidos de muerte a Putin.

Fuente: REUTERS

Por su parte, Rusia denunció este llamado a la violencia y declaró a Meta como “organización extremista”.

Esto generó una respuesta por parte del gobierno ruso, que prohibió el uso de ambas plataformas en todo el país.

El día 10 de marzo, la agencia de información Reuters, interceptó mails destinados a los moderadores de las redes sociales, informando que los usuarios que residen en los países limítrofes con Ucrania, tendrían autorizados “los mensajes llamando a la violencia y al odio contra los rusos y los soldados rusos, en el contexto de la invasión a Ucrania”.

Meta reconoció este cambio de política y un vocero de Facebook, explicó que “en razón de la invasión rusa a Ucrania, permitiremos temporalmente expresiones que violarían nuestras reglas, como discursos violentos en los que se incluyan mensajes de tipo muerte a los invasores rusos”.

Sin embargo, el Washington Post, explicó que “tanto Meta como otras empresas de Silicon Valley, están siendo presionadas para aislar a Rusia”.

La tristeza de los influencers rusos.

La decisión rusa de prohibir estas redes sociales, trasciende el conflicto armado. Muchas personas que se comunican a través de Facebook e Instagram, ven cómo su estilo de vida y hasta su economía se viene abajo.

¿Por qué? Simplemente porque muchos influencers viven de las redes sociales y el hecho de que se prohíban en su país, es una catástrofe para ellos. Se cierra su fuente de ingresos.

Veamos a esta influencer rusa, llorando porque en un par de días, Instagram dejará de funcionar.

Fuente: Nexta_TV

Claro, entendemos su enojo, pero a raíz de este video, si bien recibió muestras de apoyo, también fue muy criticada porque decía que no sólo es su fuente de ingresos, sino “su vida”.

A muchos les pareció exagerada su respuesta, sobre todo por el contexto en el que sucede la prohibición.

Meta permite mensajes de odio hacia los rusos, los rusos dicen que eso es intolerable y cancelan las redes sociales en su país. Los influencers ven afectada su fuente de ingresos, pero son criticados por no quejarse por los muertos tanto de Ucrania, como de su propio país.

El propio medio que difunde su video, expresa: “a ella no le importan en absoluto los miles de muertos, incluidos sus compatriotas. Su mayor preocupación es que no podrá publicar fotos de comida de restaurantes”.

“Organización extremista”.

Debido al cambio de políticas por parte de Meta (Facebook e Instagram), la Oficina del Fiscal General, solicitó designar a la empresa como una “organización extremista”.

Los cambios consisten en permitir los mensajes de odio hacia los rusos y hacia Putin, a excepción de los prisioneros de guerra. Cabe aclarar que estas redes sociales habitualmente prohíben mensajes que incitan a la discriminación y la violencia de cualquier tipo.

Dada la trascendencia que tomó este cambio en sus políticas, los directivos de Meta, decidieron dan explicaciones públicas.

Fuente: Getty Images

“Como resultado de la invasión rusa de Ucrania, hemos permitido temporalmente formas de expresión política que normalmente violarían nuestras reglas, como un discurso violento como ‘muerte a los invasores rusos’. Todavía no permitiremos llamadas creíbles a la violencia contra los civiles rusos”. —Joe Osborne, portavoz de Meta.

La empresa reconoció que estos mensajes que se permitirán, sólo aplican a Ucrania, pero según los mails interceptados por la agencia Reuters, también incluye a otros países de la región como Armenia, Azerbaiyán, Estonia, Georgia, Hungría, Letonia, Lituania, Polonia, Rumania, Rusia y Eslovaquia.

Por su parte, la portavoz de la Oficina de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, Elizabeth Throssell, dijo que: “es un tema muy preocupante, porque tiene cierto riesgo de generar, fomentar y permitir discursos de odio dirigidos a los rusos en general”. El miedo es lógico. Ese peligro está latente.

Fuente: RusEmbUSA

La otra guerra.

El conflicto no es sólo político y militar y tampoco se circunscribe a Ucrania y Rusia. Ya se han involucrado otros países, principalmente Estados Unidos y la primera herramienta que utilizan es la información a través de las redes sociales.

Tanto Google como Twitter, difunden información que Rusia pretende frenar. Por otra parte; Meta, a través de Facebook e Instagram, permiten los mensajes de odio y Rusia prohíbe ambas plataformas en su país, debido a esto.

En medio de todo esto también se mezclan las Fake News, con información que pretende “beneficiar o perjudicar” tanto a uno como a otro bando, con noticias falsas, imágenes pertenecientes a otros conflictos, en otros países y de años anteriores o incluso videos sacados de video juegos.

Hasta el momento, el servicio de mensajería WhatsApp, no se ha visto afectado, ya que se considera un medio de comunicación y no una red social, aunque este formato también se utiliza como una forma de difundir información de todo tipo.

Desde aquí, solo podemos esperar a que este conflicto se resuelva lo antes posible, no sin dejar de lamentar a las personas fallecidas y a quienes deben seguir viviendo después de la pérdida de un ser querido en esta nefasta guerra.