Joe Biden ha sido sancionado por Rusia.

La guerra en Ucrania ya revolucionó a todo el mundo. Es imposible que no haya consecuencias a nivel mundial, pero en principio, los principales protagonistas de esta batalla, se amenazan entre sí.

Pero Rusia no se queda quieta. El presidente Putin también anunció que aplicará sanciones a Estados Unidos como forma de represalia.

Fuente: Facebook

Esto se traduce en la prohibición de ingresar a ese país de los siguientes funcionarios: el propio presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, el secretario de Estado Antony Blinken, el jefe del Pentágono Lloyd Austin y el director de la CIA William Burns, así como otros políticos de alto nivel, como Hillary Clinton y Hunter Biden.

Rusia también aclaró que esta “lista de exclusión” no impide que se mantengan relaciones diplomáticas normales con Estados Unidos y seguirá en contacto con los funcionarios de la Casa Blanca mencionados, siempre que sea necesario. Esto fue aclarado por el Ministerio de relaciones Exteriores.

Fuente: flickr

Tal vez sea esta una de las primeras represalias de las que viene prometiendo Rusia, desde que invadió Ucrania, como respuesta a las sanciones que le aplicaron muchos países en todo el mundo, especialmente; la gran mayoría de los países europeos.

Desde el Kremlin, anunciaron que habrá “respuestas contundentes”, ya que calificaron la reacción de estos países como “chantaje, intimidación y amenazas”.

Ataque a la oligarquía.

Muchos oligarcas multimillonarios rusos, tienen bienes y dinero en países europeos y parte de las sanciones aplicadas a Rusia, involucra a los activos de estas personas.

De hecho, Gran Bretaña anunció que congelará las cuentas y bienes de otros 350 oligarcas rusos.

Asimismo, los países occidentales también apuntaron contra los bancos y las empresas rusas.

Fuente: Google

Las sanciones aplicadas a Rusia, tienen como objetivo paralizar la economía de ese país, que ya lleva inactiva la Bolsa de Moscú desde hace 3 semanas, con el fin de evitar un colapso económico. Se prevé que Rusia no pueda cumplir con los pagos de su deuda externa. Esto significaría, un desplome del Mercado.

Por otra parte, las represalias de Rusia con respecto a estos funcionarios estadounidenses, tiene que ver básicamente como una representación simbólica, ya que es poco probable alguno de ellos tenga dinero o bienes en ese país.

Fuente: Facebook

De hecho, el presidente Biden, visitó Rusia por última vez en el año 2011, cuando era vicepresidente de Barack Obama, momento en el que fue a mantener conversaciones con Putin.

Ellos no volvieron a reunirse, sino hasta junio del año pasado, cuando Biden ya era presidente y coincidieron en una reunión en Ginebra, Suiza.

Pese a estas nuevas represalias por parte del Kremlin, la Casa Blanca aún no hay emitido ningún comunicado como respuesta.

Sólo nos queda esperar y rogar a Dios porque la guerra termine lo antes posible y no se sigan perdiendo vidas.