La historia de un sacerdote criticado por dar misa junto a su perro enfermo.

¿Acaso no nos enseñaron que el amor de Dios se extiende a todo el mundo? Sí, a todo el mundo, y eso incluye a los animales y con más razón si se trata de nuestras mascotas adoradas.

Ya sea nuestro perro, nuestro gato o cualquier animalito que tengamos en casa, si se enferman o se acercan al final de sus días, nos sentimos tristes y desesperados. Nunca estamos preparados para despedirnos de ellos.

En esos casos, tratamos de cuidarlos al máximo y hacemos todo lo posible para que se sientan cómodos y bien.

Pero a veces, cuesta conciliar nuestras obligaciones personales y laborales con un animal que sufre y que nos necesita. ¿Cómo hacer ambas cosas?

Fuente: Twitter / tupelirosafav

Este sacerdote encontró la manera de cuidar de su perrito enfermo y dar misa al mismo tiempo.

“Si lo dejo solo, llora”.

El sacerdote se llama Gerardo Zatarain Garcia, y es cura de la Parroquia de Todos los Santos ubicada en la localidad de Torreón Coahuila, en México.

Antes de comenzar la misa, se disculpó con sus fieles y les contó que no podía dejarlo solo porque estaba enfermo y como se había mudado hacía poco a esa Parroquia, también estaba un poco asustado, ya que desconocía el lugar.

“Si lo dejo solo se enoja y llora”, se disculpó el sacerdote durante la misa. Este sacerdote ama a su perrito.

Fuente: Twitter / tupelirosafav

Pero por extraño que parezca, la foto causó indignación en mucha gente y se volvió viral por los comentarios negativos. También hubo muchos positivos, en donde se destacaba el buen corazón del sacerdote, pero la mujer que publicó la foto, prefirió retirarla de las redes sociales, dada la gran cantidad de críticas que recibió.

“Tal vez olvidó que estaba dando misa y no en el parque”, se leyó en uno de los comentarios. ¿Tanto rechazo puede causar un perro enfermo en una iglesia?

El sacerdote podía dar la misa sin problemas, aún mientras sostenía a su perrito sobre sus rodillas.

¿Tú qué opinas?