La postura en la que duermes te puede revelar cosas de tu relación.

La posición que adoptamos para dormir, puede revelar aspectos de nuestra personalidad y de nuestro carácter.

Así como dormir boca arriba indica una personalidad abierta y extrovertida o dormir boca abajo, habla de una persona reservada y callada; la posición de nuestro cuerpo cuando dormimos con nuestra pareja, también tiene un significado.

Fuente: CANVA

¿Será cierto que nuestro lenguaje corporal habla sobre nuestros verdaderos sentimientos hacia los otros? ¿Cómo se pueden interpretar estas maneras de dormir?

Mira esta imagen, elige la que me mejor se parezca a la tuya y descubre qué hay detrás de tus horas de sueño en pareja.

1- Nudo amoroso.

En esta posición, tanto uno como el otro adoptan una posición íntima y al mismo tiempo distante. Las piernas se entrecruzan y “se anudan” durante un momento antes del sueño.

Esto demuestra una intimidad intensa en donde hay espacio para el acercamiento, pero sin agobios. Se trata de una pareja con una fuerte conexión emocional.

2- Acaparador.

Si uno de los dos ocupa todo el espacio, quiere decir que necesita sentirse dominante y es posible que sea un poco egoísta.

Apropiarse del espacio ajeno en la cama, probablemente también se replique en la vida cotidiana y tal vez sea un motivo para reevaluar la relación. Nadie puede tener un rol secundario en una pareja.

Otro signo a tener en cuenta es si las cabezas no están al mismo nivel. Esto demuestra que no hay igualdad en esta relación.

Fuente: CANVA

3- Opuestos.

Nunca mejor dicho eso de que “los opuestos se atraen”, porque esta forma de compartir el sueño revela que esta pareja tiene una buena conexión.

Cuando los cuerpos están de espaldas y no se tocan o apenas se rozan, quiere decir que cada quien deja su espacio al otro y cada uno tiene su propia independencia.

También es un indicador de confianza y seguridad; una idea inconsciente de que tenemos al otro “cuidándonos las espaldas” en un momento de vulnerabilidad que es el sueño.

Según los sondeos, el 27% de las parejas duerme de esta manera.

4 – Protector.

Es una de las posiciones más románticas para dormir. Indican intimidad, confianza y seguridad de una pareja.

La persona que duerme con la cabeza apoyada en el hombro de su pareja necesita sentirse segura y es un poco dependiente, mientras que quien duerme boca arriba y sostiene al otro, expresa su deseo de proteger.

5 – Cucharita (del hombre a la mujer)

En esta posición, el hombre abraza a su pareja por la espalda. Esto demuestra intención de posesión y protección y su deseo de cuidarla.

Fuente: CANVA

6 – Cucharita desatada.

Las parejas que tienen una buena conexión, pero que ya tienen algunos años juntos suelen dormir en esta posición, que indica equilibrio entre la necesidad de estar conectados y la necesidad de poner un poco de distancia.

Ya sea uno u el otro, transmite una sensación de seguridad a su pareja haciéndole saber con este gesto “estoy aquí y puedes contar conmigo”.

La posición suele acompañarse con el contacto en el brazo.

7 – Cucharita (de la mujer al hombre)

En esta posición en la que la mujer enlaza al hombre por la espalda, demuestra que lo comprende y que sabe que está agotado mental y emocionalmente.

Es una clara demostración de consuelo y apoyo.

Fuente: CANVA

8 – Luna de miel.

Esta es una posición muy romántica, pero por sobre todas las cosas, apasionada.

Suele darse cuando en la pareja hay emociones intensas y la relación amorosa es tumultuosa, en especial, al comienzo de la relación.

Se trata de una posición muy íntima que denota que ambos están estrechamente conectados y no pueden prescindir el uno del otro.

Si esta posición para dormir se extiende demasiado en el tiempo, podría demostrar una dependencia absoluta de uno hacia el otro, al punto de no poder dormir separados.

Fuente: CANVA

Conclusiones.

Incluso cuando estamos dormidos, nuestro cuerpo también habla. Conocernos a nosotros mismos es fundamental para poder llevar una vida de pareja dichosa y feliz.

Más allá de la posición para dormir de cada uno, es importante tener en cuenta que la calidad de sueño debe ser la mejor posible para sentirse descansado y mantener las neuronas sanas.