fbpx

Luego de pasar horas nadando en el mar helado, este hombre salta para rescatarlo.

El amor por nuestras mascotas muchas veces nos pone a prueba y sabemos que seríamos capaces de mover cielo y tierra para ayudarlos en una situación de peligro, pero… ¿qué estarías despuesto a hacer por un perrito al que ni siquiera conoces?

Pablo Grane vive en Comodoro Rivadavia, provincia de Chubut, Argentina y en 5 minutos, se convirtió en héroe, cuando se arrojó al helado mar para rescatar a un perrito que ya casi no tenía fuerzas para mantenerse a flote.

Fuente: ADN Sur

“No dudé ni un minuto en tirarme, sentí que tenía que estar ahí”, aseguró Pablo.

Pablo venía caminando por la calle próxima a la costanera y se sorprendió cuando vio a un grupo de personas mirando hacia el agua. Iba a seguir su camino, cuando vio que llegaban los bomberos y eso le hizo pensar que ocurría algo serio. Entonces, se acercó a ver qué pasaba.

Cuando vio que se trataba de un perro a la deriva en el mar, volvió corriendo a su auto y se puso el traje de neoprene que siempre lleva en el baúl.

Fuente: ADN Sur

“La situación era bastante difícil también porque era una zona con escombros y piedras, mucho oleaje y el perro estaba en malas condiciones, parecía que estaba como entregado”, contó a un canal de noticias de la ciudad.

Sin dudarlo, se lanzó al mar y nadó unos 50 metros, hasta donde estaba el perrito. Cuando lo alcanzó, hizo un gran esfuerzo para traerlo de regreso a la costa.

“Intenté traerlo todo el tiempo con la cabeza arriba porque había tragado mucha agua, se tiró otro chico para ayudarme y luego lo llevaron a la veterinaria porque tenía varios cortes, con hipotermia”.

Fuente: ADN Sur

Las aguas en el sur argentino son heladas y mucho más en invierno. Podemos imaginar que el pobre perrito ya estaba casi entregado y sin esperanzas de sobrevivir, pero a Pablo no le importó el frío y el mal clima y se lanzó al agua para rescatarlo.

“Lo tomé como un regalo de la vida y lo volvería a hacer”, dijo este hombre de enorme corazón y conciencia social.

El frío estaba haciendo estragos en el cuerpo de este indefenso perrito, pero gracias a Pablo, su ángel de la guarda, ahora se está recuperando y tendrá una nueva oportunidad.

Fuente: ADN Sur

¿Qué le dirías a este hombre valiente y generoso?