fbpx

Nuestro sitio web utiliza cookies para mejorar y personalizar su experiencia y mostrar anuncios (si los hubiera). Nuestro sitio web también puede incluir cookies de terceros como Google Adsense, Google Analytics, Youtube. Al utilizar el sitio web, acepta el uso de cookies. Hemos actualizado nuestra Política de privacidad. Haga clic en el botón para consultar nuestra Política de privacidad.

Una mujer hindú de 72 años, dio a luz a su primer hijo. Dice no sentirse muy mayor para ser madre.

Una mujer hindú cumplió su sueño de ser madre y dio a luz a su primer hijo con 72 años de edad. Ella dice no sentirse muy mayor para ser madre y con la energía necesaria.

Fuente: Google

Luego de recurrir a la fecundación in vitro, esta mujer de 72 años, logró concebir a su hijo tan deseado.

A pesar de su avanzada edad, este no es el primer caso en la India.

Daljinder Kaur esperó muchos años para ser madre y dice no sentirse muy mayor, para enfrentar el desafío que implica cuidar de un bebé.

Después de 46 años de casada, Daljinder y su esposo Mohinder Singh Gill de 79 años, tuvieron la enorme dicha de poder concebir a este bebé tan deseado. El recién nacido se llamará Armaan.

Una maldición de Dios.

Daljinder y su esposo, se sintieron muy infelices por no poder tener hijos.

En un país en donde tener hijos es símbolo de prosperidad y fortuna, no poder tenerlos a menudo se considera una maldición de Dios.

Es decir, que además de tener que sufrir por no poder ser madre, este matrimonio tuvo que luchar contra el desprecio de su entorno.

Fuente: Google

En efecto, ellos ya casi también lo pensaban y prácticamente habían perdido toda esperanza de convertirse en padres, hasta que la ciencia les permitió lograr cumplir su anhelo.

Resulta muy frustrante para las mujeres que desean ser madres, no poder concebir a sus propios hijos.

Ellos ya casi se habían dado por vencidos, pero la vida les brindó finalmente esta bendición.

Una bendición de Dios.

“Dios escuchó nuestras plegarias. Mi vida a partir de ahora tiene sentido. Me ocupo yo sola de mi hijo y me siento con suficiente energía.

Mi marido es muy atento y me ayuda en todo lo que puede.”

Daljinder Kaur y su esposo viven en la ciudad de Amritsar, al Norte de La india.

Un día, vieron la publicidad de la fecundación in vitro y dijeron que no perdían nada con intentarlo, porque de verdad deseaban mucho tener este bebé.

Fuente: sain-et-naturel.ouest-france

Mohinder Singh Gill, es propietario de una granja en las afueras de la ciudad y dice que la cuestión de la edad no le preocupa mucho.

Dice que está seguro de que Dios cuidará de su hijo.

“La gente nos pregunta qué sucederá con nuestro hijo si nosotros morimos, pero yo tengo fe en Dios. Él es todopoderoso y se encargará de todo”, dijo.

Armaan.

Armann fue concebido a partir de óvulos y de esperma de la pareja y goza de buena salud y mucha energía, después de nacer con 2 kg de peso.

En el Centro Nacional de Fertilidad de Hisar, eran escépticos, debido a la edad de los padres; pero ellos insistieron.

Fuente: AFP PHOTO / NARINDER NANU

Daljinder tuvo que pasar por distintos exámenes, estudios, pruebas y todo tipo de análiis sobre su estado de salud, porque los médicos, tampoco querían poner su vida en riesgo.

El costo del tratamiento asciende a 1 millón de rupias, que equivale a unos 12 mil dólares.

“El dinero no es importante para mí. Yo quería a mi hijo a cualquier precio y hoy, soy madre”, expresó con emoción Daljinder.

Finalmente, vemos que la espera y el costo valieron la pena.

“No podemos agradecer lo suficiente a Dios y a nuestro médico por bendecirnos con un bebé”, dijo Daljinder.

Armaan nació por parto natural y su madre también lo amamanta.

Sus padres dicen que su llegada representó todo un desafío, pero también se convirtió en todo un acontecimiento, porque muchos medios de comunicación quisieron dar la noticia.

Fuente: TrulyYouTube/Screenshot

“Armaan es como una celebridad. Todos los medios de comunicación quisieron conocerlo.”

Y al final agregó: “¿Quién puede saber sobre el futuro? Solo el tiempo dirá lo que vendrá para nuestro hijo. Planeamos darle lo mejor de todo cuando sea mayor.”

¡Una historia increíble! ¿Qué podemos decir de estos padres tan especiales?

Notas relacionadas