Líder talibán: “La música estará prohibida en Afganistán y las mujeres necesitarán un acompañante masculino”

Hace algunos días, el mundo asistió a un hecho perturbador cuando los Talibanes volvieron a tomar Afganistán, después de que EE.UU. y otros países decidieran retirar sus ejércitos.

La población entró en pánico y comenzó a crecer el miedo por lo que les depararía el futuro, si estos extremistas islámicos volvían a imponer sus leyes.

Fuente: AP

Muchos se dieron a la fuga e incluso vimos a personas caer de los aviones, en un intento por salir del país.

Pero quienes más temen por el futuro, son las mujeres afganas; que habían logrado conquistar algunos derechos estos últimos 20 años y que saben que volverán a perder lo mucho que avanzaron.

Talibanes renovados.

Los Talibanes saben que el mundo entero tiene los ojos puestos en el futuro de ese país y, particularmente; en el respeto a los derechos humanos y en el trato que recibirán las mujeres.

En un intento por parecer más “liberales”, los Talibanes dieron entrevistas a distintos medios de comunicación y aseguraron que el nuevo gobierno que llevarán adelante, será diferente.

El portavoz de los talibanes, Zabihullah Mujahid, dijo al New York Times, que permitirán que las mujeres sigan estudiando (algo a lo que no tenían derecho) y que regresarán al trabajo en un futuro (tampoco podían trabajar), pero eso siempre y cuando usen la hiyab.

Fuente: Getty Images

La hiyab, es un velo tipo túnica que cubre la cabeza y el pecho de las mujeres y que están obligadas a utilizar desde que tienen la primera menstruación. La hiyab es obligatoria en presencia de hombres que no sean de la familia.

Asimismo, negó que fuera cierto que las mujeres tendrían que volver a permanecer encerradas en sus casas como sucedía hasta el 2001 o que fueran a ser azotadas si cometían una falta.

Sin embargo, las mujeres no podrán viajar solas en viajes que lleven más de 3 días, ni podrán tener acceso a la música. La música estará directamente prohibida en el país.

“La música está prohibida en el Islam, pero esperamos poder persuadir a la gente para que no haga esas cosas, en lugar de presionarlos”, dijo Mujahid. Habrá que esperar para saber qué significa realmente “persuadir”.

Ellos aseguran que serán diferentes, pero mientras el país es un caos en estos momentos, “recomendaron” a las mujeres quedarse en sus casas.

Fuente: AP

“Queremos construir un futuro y olvidar el pasado”, dijo. Esto viene a dar respuesta a informes que describen las venganzas que los Talibanes están aplicando a todos aquellos que se les opusieron.

Para construir ese futuro que desean, necesitarán de personas capacitadas, pero esas personas no están dispuestas a vivir bajo ese régimen autoritario y opresivo y prefieren abandonar el país.

“No deberían interferir en nuestro país y sacar nuestros recursos humanos: médicos, profesores y otras personas que necesitamos aquí. En Estados Unidos, podrían convertirse en lavaplatos o cocineros. Es inhumano” dijo Mujahid.

Fuente: reuters

Aseguró que las restricciones a las mujeres serán temporales, hasta que las nuevas fuerzas sean entrenadas en el trato hacia las mujeres.

“Nos preocupa que nuestras fuerzas, que son nuevas y aún no han sido muy bien entrenadas, puedan maltratar a las mujeres. No queremos que nuestras fuerzas, Dios no lo quiera, dañen o acosen a las mujeres”, dijo. Es decir, no confía en sus propios hombres.

Escepticismo ante los cambios.

Heather Barr, directora asociada de derechos de la mujer de Human Rights Watch, es escéptica a la hora de creer en estos cambios.

“La explicación fue que la seguridad no era buena, y estaban esperando que la seguridad mejorara, y entonces las mujeres podrían tener más libertad”, dijo.

Fuente: AP

“Pero, por supuesto, en esos años que estuvieron en el poder, ese momento nunca llegó, y puedo asegurarles que las mujeres afganas que escuchan esto hoy, piensan que tampoco llegará esta vez”. Claro, ya nadie confía en ellos.

Y agregó: “Están tratando de parecer normales y legítimos y esto durará mientras la comunidad internacional y la prensa internacional sigan allí”.

Heather Barr cree que los Talibanes sólo están fingiendo ser diferentes, sólo porque saben que la comunidad internacional los está observando, pero que en cuanto todo se calme, podremos ver cómo son realmente.

Fuente: Getty Images

Ojalá pudiéramos creer en que las mujeres podrán vivir una vida con derechos, sin violencia ni opresión, pero cuesta confiar en grupos armados violentos, capaces de golpear a una mujer hasta morir, sólo porque salió sola a la calle.

¿Crees que habrá cambios para bien en Afganistán?