fbpx

Tras ser víctima de bullying, varios adultos ignorantes se ríen de ella.

Los ataques de los niños a otros niños, es algo que debemos combatir; porque nadie debería ser víctima del maltrato y el abuso, pero cuando los que maltratan son los propios adultos, es simplemente intolerable y cruel.

Como todos los años, la escuela primaria Fountain de Leeds, Inglaterra; organiza bailes de fin de año para sus alumnos. Es la ocasión para ir vestidos con todas las galas y disfrutar de un buen momento.

Fuente: The Sun

Misha tiene 11 años y para la ocasión, quiso vestirse de manera original. Eligió un traje con camisa blanca y pajarita que compró dos días antes junto a su mamá Tamara y a su pequeño hermano Thomas, de 9 años.

“Fuimos de compras dos días antes y ella estaba realmente emocionada con su traje. También estaba un poco nerviosa, esperando que nadie se burlara de ella”, dijo Tamara.

Misha es una niña con personalidad que quiso vestirse diferente. ¿Acaso no tiene derecho a vestirse como le guste?

“A los 11 años, yo no sabía quién era; pero Misha siempre supo quién es y lo que desea”, agregó su madre.

Fuente: The Sun

Pero la peor pesadilla de Misha realmente sucedió. Cuando llegó a la fiesta, se sentía segura y confiada con su atuendo, pero los padres que estaban presentes en el lugar, tuvieron una reacción inesperada.

Comenzaron a burlarse de cómo estaba vestida y a llamarla “la niña del traje”, poniéndola en ridículo. Este comportamiento por parte de personas adultas es incomprensible, inaceptable y cruel.

En medio de la fiesta, Misha llamó a su madre llorando para que la fuera a buscar. Cuando llegó, salió corriendo a abrazarla y le dijo: “mamá, quiero irme de aquí”.

“Creo que fue un ataque a su individualidad. Trabajo en el campo de la salud mental y veo gente afectada por el bullying. Creo que la actitud de estos padres es repugnante”, dijo Tamara.

“Cada vez que mi hija pasaba enfrente de ellos, podía escucharlos hacer comentarios y reírse. Creo que los niños tienen derecho a expresarse. ¿Por qué mi hija tiene que sentirse mal por cómo le gusta vestirse?”, agregó.

Fuente: The Sun

Tamara destacó el hecho de que a los niños les había gustado el smoking que lucía Misha, pero que fueron sus padres quienes la mortificaron con comentarios desubicados y absurdos.

¿Podemos entender por qué algunos niños luego abusan de otros, si sus propios padres tienen este comportamiento?

La mamá de Misha estaba furiosa y consideró la burla hacia la niña como un ataque personal. Sin embargo, dijo sentirse orgullosa de tener una hija con tanta personalidad que tiene claro quién es y lo que desea.

Es realmente increíble que personas adultas se dediquen a mortificar a una niña, sólo porque fue vestida a una fiesta de manera diferente.

¿Qué opinas de la agresión que recibió Misha?