“Odio ser madre”: el testimonio de una madre arrepentida.

“Odio ser madre desde que salió la cabeza de mi hija durante el parto. En ese momento, me pregunté si no había vuelta atrás, pero no pude”, expresó Karla Tenório.

Fuente: @maearrependida

Ella es brasilera y reconoce que su pareja tardó 2 años en convencerla de tener hijos. Así fue como llegó a sus vidas Flor; su única hija que ya tiene 10 años.

Mientras muchas mujeres esperan con ansias un hijo que nunca llega y otras disfrutan del embarazo y de convertirse en madres, para otras se convierte en una tortura.

Ambivalencia afectiva.

En psicología, este concepto radica en el hecho de amar y odiar al mismo tiempo.

En el caso de Karla, no es tan lineal en relación a su hija, pero sí en relación a la maternidad.

Fuente: @maearrependida

La ambivalencia reside en tener un sentimiento positivo hacia alguien o algo y al mismo tiempo, guardarle rencor.

“La pregunta más importante cuando la gente conoce mi historia es cómo es posible lamentar y amar a mi hija. Así es.

Sé que parece difícil de entender, pero sucede. Parece paradójico, pero no lo es. Es ambivalente, como la vida. No todo es binario, sí o no”, explicó Karla.

Fuente: @maearrependida

Un parto difícil.

El parto de Karla fue difícil y ella dice que eso contribuyó a desarrollar un fuerte resquemor contra la maternidad, pero que en realidad esto sólo contribuyó a aumentar el que ya sentía.

De manera natural, asumimos que todas las mujeres van a disfrutar del embarazo y de la maternidad, pero no siempre es así.

Fuente: @maearrependida

Las que padecen el hecho de ser madres o se arrepienten, no lo dicen; porque saben que serán señaladas con le dedo y juzgadas, pero cuidado… es más común de lo que pensamos.

Karla es actriz y escritora y a partir de contar su experiencia en sus redes sociales, reunió a miles de seguidoras que también comparten el mismo sentimiento.

Allí, se dan citas las mujeres que viven la maternidad de manera diferente y que no dicen que no quieren a sus hijos, sino que hubieran preferido no ser madres, si pudieran volver a elegir.

Fuente: @maearrependida

Fue así como creó “Madre Arrepentida”, un movimiento que tiene como objetivo hablar sin tapujos de los inconvenientes de la maternidad, pero por sobre todas las cosas, hacerlo sin culpas.

Karla busca que esas mujeres puedan expresar que no la pasan bien siendo madres y que serlos, les provoca sufrimiento.

¿Qué opinas de esta “madre arrepentida”? ¿Crees que todas las mujeres tienen desarrollado el instinto maternal?