fbpx

Una pareja decide operarse para no tener hijos. Su decisión genera debate.

Mientras que para algunos casarse y tener hijos es casi el principal objetivo en sus vidas, otros eligen darles prioridad a otras cosas y prefieren una familia conformada por dos.

Fuente: El Imparcial

Este es el caso de Lilia y Ulises, una pareja de Hermosillo, México, que decidió no tener hijos y para más seguridad, recurren a la cirugía definitiva.

El mundo ha cambiado.

El mundo ha cambiado y la sociedad también. Esto implica que las persona piensan diferente y desarrollan otros valores como la libertad de elección.

Dentro de estos cambios, vemos cómo a muchas parejas les cuesta hacer entender a otros y sobre todo a sus familias, la postura sobre la paternidad o maternidad.

Imagen referencial – Fuente: Pixabay

No todos los que se casan o conviven hoy en día, desean ser padres. Ellos, prefieren una familia conformada por dos.

Lilia y Ulises.

La historia de Lilia y Ulises, se ajusta a esta idea de nueva familia.

Ellos son una pareja de mexicanos de 30 años, que no sólo decidieron no tener hijos, sino que, para no correr riesgos, prefieren recurrir a la intervención quirúrgica.

Antes de conocer a Lilia, Ulises ya tenía la certeza de que no estaba hecho para la paternidad y cuando supo que Lilia tampoco deseaba tener hijos, consideró que era su mujer ideal.

Fuente: El Imparcial

“Cuando me lo dijo, pensé: somos el uno para el otro”, contó Ulises.

Una vez charlado el tema y tomada la decisión con seguridad, decidieron que los métodos tradicionales de contracepción, no eran suficientes.

Entonces, Ulises optó por la vasectomía, una práctica bastante sencilla, pero que asegura que ya no podrá tener hijos.

Por su parte, Lilia espera poder operarse, cuando la pandemia se lo permita.

“Para mí, es un enorme gesto de amor el que haya decidido operarse. Mi familia terminó por respetar mi decisión, con cierta decepción, pero aceptando que era lo que yo quería para mi vida”, dijo Lilia.

Imagen referencial – Fuente: Pixabay

Muchos consideran que esto es un acto de egoísmo, cuando en realidad se trata de una decisión personal. Las personas tienen que poder elegir qué es lo que quieren para sus vidas.

Posiblemente muchas mujeres empaticen porque respetan las decisiones de las personas, o también porque creen que ellas también hubieran querido tener la posibilidad de elegir.

Desde aquí, les deseamos que sean felices.

2 Comments

  • Nina

    Me parece normal y que es decisión de cada quién si quiere ser o no padre… Nadie tiene por qué juzgar. Con quién dicen que están siendo egoístas?? Con ellos mismos?? Porque una pareja no debería tener hijos sólo por complacer a un tercero… Y yo no estoy en contra de la maternidad, tengo hijos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *