fbpx

Una pareja gay adopta a un adolescente de 17 años, después de que los rechazaran 9 familias diferentes.

En la mayoría de los países, los procesos de adopción son largos y complejos.

Pero, además; un aspecto triste de esta problemática, es que siempre son adoptados los niños más pequeños, mientras que los mayores o los adolescentes, van quedando descartados.

Fuente: Instagram / Chadbeanblossom

Es difícil para un adolescente, lograr que una familia lo adopte, como si los jóvenes a esta edad, no necesitaran alguien que los quiera y los cuide.

Aceptar el desafío.

Chad tiene 39 años y Paul Beanblossom, 67. Ellos trabajan juntos y viven en Tennessee. Se casaron hace 5 años, cuando el matrimonio igualitario fue ley en su ciudad en el año 2015.

Esta pareja aceptó el desafío de adoptar a Michael, un adolescente de 17 años que fue rechazado por otras 9 familias.

Una excelente noticia que esperamos sirva de ejemplo para que otros los imiten.

Después de la muerte de su madre, Michael fue puesto bajo la guarda del Estado, que lo fue ubicando dentro de distintas familias sustitutas, con la esperanza de que alguna lo adopte de manera definitiva.

Fuente: Instagram / Chadbeanblossom

Pero no sucedió. Durante 5 años no hizo más que ir y venir de una casa de acogida en otra, mientras esperaba poder formar parte de una familia de manera permanente.

A medida que pasaban los años, sus esperanzas se desvanecían, porque era consciente de que cuanto más grande se volvía, menos posibilidades había. Las familias no quieren adoptar adolescentes.

Hasta que un día, llega a la casa de Chad y Paul y después de compartir un tiempo con ellos, es el mismo Michael quien les pide que lo adopten.

Fuente: Instagram / Chadbeanblossom

Ellos querían convertirse en padres de todo corazón, pero estaban temerosos de que por su condición de gays, no les permitieran hacerse cargo de Michael.

La décima familia, era su familia.

Al final, la décima familia con la que compartió su vida Michael, fue la familia definitiva.

Podemos imaginar la felicidad de Michael, Paul y Chad, cuando lograron la adopción oficial de este adolescente.

La ceremonia se celebró vía Zoom, dadas las medidas sanitarias que se están tomando por la pandemia. Unas 80 personas entre familiares y amigos, compartieron este maravilloso momento.

Fuente: Instagram / Chadbeanblossom

Chad y Paul se comprometieron a ser buenos padres y así lo creyó la asistente social que llevó el caso, Allison Sayne, que dijo:

“Paul y Chad resultaron maravillosos apoyando a Michael y darle así la oportunidad que tal vez nunca hubiera tenido de otra manera.

Tuvieron la desgracia de que parte de su casa se incendiaria, un mes antes de la adopción, pero no dejaron que este incidente interfiriera en el proceso.

La principal preocupación de Michael y sus padres, era poder permanecer juntos. Estoy muy feliz por ellos y emocionada de ver lo que les depara el futuro.”

Fuente: Instagram / Chadbeanblossom

Y es cierto. Ahora este joven tiene una oportunidad de vivir dentro de una familia que lo contenga, lo quiera y lo guíe; porque los hijos sólo necesitan que los queramos y que se lo hagamos saber.

“Michael está ansioso por comenzar su último año de secundaria, donde jugará al fútbol”, dijo Chad Beanblossom.

Desde aquí, los felicitamos y les deseamos la mejor de las suertes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *