fbpx

Quentin Tarantino confesó odiar a su madre y se niega a ayudarla económicamente. “Nunca me apoyó”

¿Puede alguien mantener una promesa desde la infancia y durante 45 años? Quentin Tarantino, sí pudo; hasta el día de hoy.

Cuando tenía 12 años, él prometió que “jamás le daría un centavo a su madre de todo lo que ganara”. Se estima que la fortuna de Tarantino asciende a 120 millones de dólares.

Quentin Tarantino y su madre – Fuente: Google

El famoso director de éxitos como “Pulp Fiction”, “Kill Bill” o “Django Unchained”, no piensa darle nunca ayuda económica a su madre. ¿El motivo? Rencor y sólo rencor.

En una reciente entrevista, Tarantino reveló que decidió nunca darle ni un centavo a su madre de todo lo que algún día llegara a ganar.

Quentin Tarantino — Fuente: Hubert Boesl/DPA/Cover Images

Connie McHugh, la madre de Tarantino, subestimó las capacidades de su hijo cuando tan sólo tenía 12 años y él nunca se lo perdonó.

“Mi madre nunca toleró que fuera mal alumno en la escuela. Siempre se burlaba de mi decisión de ser director de cine. Me regañaba y me preguntaba: ¿Cuándo terminarás esa carrera de guionista que tienes? Y remarcaba con sarcasmo la palabra “guionista”, contó Tarantino.

Podemos imaginar lo mucho que hirió al pequeño Quentin escuchar el desprecio en boca de su madre cuando él tenía un sueño que quería concretar.

Fuente: Getty Images for SiriusXM

Todos los niños esperan sentirse apoyados por las personas que más aman en el mundo: sus padres.

Pero Tarantino no tuvo esa suerte y se juró así mismo y le juró a su madre que nunca vería un centavo del dinero obtenido como director y guionista. Y cumplió.

“Cuando me dijo eso de esa manera sarcástica, me dije: muy bien, señora… me convertiré en un guionista exitoso y nunca verás un centavo de mi éxito.

No habrá vacaciones para ti, no habrá casa para ti, ni habrá Cadillac para ti. Y todo por haber dicho eso”, aseguró Tarantino.

Una excepción.

Durante toda su vida, Tarantino mantuvo su promesa y sólo hizo una excepción en una oportunidad.

El director de cine reconoció que ayudó a su madre en ocasión de un problema impositivo que tuvo.

“La ayudé con un problema de impuestos; pero nada de casa, ni de Cadillac.”

En relación a su historia, el periodista Brian Koppelman, le preguntó si las críticas de su madre lo impulsaron a seguir con su carrera cinematográfica, algo que el director refutó.

Fuente: AFP

“Cada vez que hables a tus hijos, tus palabras tendrán consecuencias. No olvides que el sarcasmo tendrá consecuencias en lo que es importante para ellos”, dijo Tarantino.

Es una pena que exista esta tensión entre madre e hijo, aunque podemos entender el dolor que debió causar a Tarantino el comentario despectivo por parte de su madre.

Recientemente, Quentin Tarantino anunció que abandonaba su carrera como director y guionista, para dedicarse a otra pasión, que es escribir.

¿Qué opinará su madre? ¿Crees que Tarantino es injusto con su madre?