“Sólo salgo con chicos que gasten 100 mil dólares en impresionarme”: Mujer exige pretendientes ricos.

“Amy”, es una influencer canadiense que recientemente dio una entrevista a The Mirror, en relación a su modo de vida y sorprendió con las exigencias que tiene a la hora de aceptar una cita.

“Nueve de cada diez de mis citas son CEO’s, porque me gusta la gente de éxito y que sea libre desde el punto de vista financiero y, por lo general, los CEO’s tienen mucha libertad en eso”, explicó esta hermosa joven de 26 años.

“Esta categoría de hombre tiende a ser millonario o multimillonario. Para mí, eso es importante porque quiero ser exitosa y tener ese estilo de vida. Pero es cierto que al final de cuentas lo que realmente vale, es la personalidad”, agregó.

¿Y cuánto debería gastar el hombre que desea impresionar a Amy? Pues necesita invertir por lo menos unas 100000 libras, que son aproximadamente 155000 dólares, en una primera cita.

Fuente: Supplied

“Amo el lujo”.

Es en la aplicación “Seeking”, en donde Amy encuentra a los hombres con los que sale, pero las citas no son nada comunes. Es habitual para ella viajar de una ciudad a otra para conocer a alguien.

Actualmente vive en Londres, pero en el transcurso de cuatro semanas viajó a Mónaco, Paris, Canes y Suiza. Una cita con Amy no es cuestión de tomar sólo un taxi.

“Amo el lujo, los artículos de lujo y la moda. De manera natural, me siento atraída por las cosas de calidad. Este estilo de vida que busco es fácil, practico, hermoso, inspirador y excitante”, cuenta Amy.

Sin embargo, ella tiene su propia empresa de productos de belleza, es decir… también es empresaria.

Fuente: Supplied

Y los hombres con los que sale, no sólo deben tener un excelente poder adquisitivo, sino que también deben cumplir con otros requisitos.

“Me gustan los hombres mayores. Que estén en los 40 años”, dijo. Y agrega que nunca pierde la oportunidad de recibir la ayuda de un mentor para mejorar su propia empresa.

“Creo que todas las mujeres tienen tendencia a buscar a alguien que pueda cuidar de ellas y, al mismo tiempo, mantenerse independientes.

Quiero ganar mi propio dinero, pero también me gusta cuando alguien puede hacerlo en mi lugar. Eso me permite sentirme segura”, precisó Amy.

Amy admite que nunca salió con un hombre “promedio”, de modo que una invitación a cenar o a tomar una copa, no alcanza como cita romántica para impresionar a esta joven.

Fuente: Supplied

Y para quienes la critican por su “materialismo” o “superficialidad”, ella también tiene una respuesta.

“En realidad, no me parece que mucha gente me critique por esto, pero si lo hacen, me limitaría a decir: ‘oye, esta es mi vida, esto es lo que valoro y estos son mis objetivos’.

¿Tú qué opinas?