Soltera y sin hijos, a los 40 años quiere incitar a otros a seguir su ejemplo.

soltera y feliz

Emma John quiere romper con los tabúes y con los mandatos sociales que indican que las mujeres a su edad, ya tienen que estar casadas y con varios hijos.

Pues no. Ella se burla de lo que la sociedad llama “lo mejor” para ella. A sus 40 años, sigue siendo soltera, sin hijos y disfruta de la vida.

Fuente: @em_john

Su historia se volvió una fuente de inspiración para todos aquellos que sueñan con un estilo de vida en el que el amor por uno mismo y la libertad, son esenciales.

Emma es escritora y en su último libro, “Self Contained”, explica las razones por las cuales prefiere ser soltera.

Fuente: @em_john

Cuenta que, durante sus años de estudiante universitaria, creía que encontraría al amor de su vida, pero que eso no sucedió.

El tiempo la hizo llegar a la conclusión de que, en definitiva, fue lo mejor, porque la soltería le enseñó a amarse a sí misma de una manera que pocos podrían entender.

“Nunca salí más de dos meses con nadie”.

“Después de obtener mi diploma, salí con varios hombres, pero nunca más de dos meses. A algunos los dejé, otros me dejaron y todos eran tan diferentes que creí que me servirían para encontrar al hombre de mi vida.

Cuando tenía 26 años, conocí a Matt. Un hombre agradable y cariñoso de quien podría haberme enamorado, pero no sucedió.

Cuando mis amigos empezaron a casarse, yo creí estar de enamorada de él. No me sentía ansiosa por permanecer soltera. Creí que mi hora llegaría.

Un amigo me dijo que debería estar más dispuesta a conocer gente. Que mi problema era que yo no tenía la apariencia de necesitar un novio.

Y tal vez esa era la respuesta: ni lo necesitaba ni lo deseaba.

Mi madre estaba tan preocupada por mi elección de la soledad, que un día me regaló una suscripción a un sitio de encuentros.

Algunos podrían haberse sentido ofendidos con algo así, pero yo le vi el lado positivo y se lo agradecí”, contó Emma.

Fuente: wisdenblog

La maternidad, otra cuestión.

Pero querer ser soltera, no era el único problema al que se enfrentaba Emma, ya que a menudo le preguntan sobre la maternidad.

Ella responde de manera firme, indicando que, ni la maternidad, ni el matrimonio; son deseos o prioridades en su vida. Algo que todos deberían comprender y respetar.

Fuente: The Guardian

“Cuando llegué a los 40 años, muchos creyeron que yo estaría preocupada por la maternidad, pero nunca me desesperé por ser madre. No creo tener ese instinto.

Si tuviera que “vender” la soltería, les diría que envejecerán mejor y que tendrán menos arrugas.

Piensen en todas las horas de sueño que ganarían en relación al resto de la Humanidad.

No habría noches en las que sus parejas o sus hijos las despertaran. Las vacaciones también serían mejores.

No necesitarían ponerse de acuerdo en el destino o en dónde acampar, si no lo desean… nunca se sentirían culpables si de pronto les gustara alguien. Además, tendrían más tiempo y dinero para ustedes.”

Emma considera que todos estos argumentos son válidos y de hecho, los aplica en ella misma.

Fuente: okchicas

Por último, recalca que sólo tenemos una vida y que debemos vivirla como nos guste y no como los demás lo querrían.

¿Estás de acuerdo con la visión que tiene Emma sobre el matrimonio y la maternidad? ¿Crees que podrías haber vivido mejor si no tuvieras esposo e hijos?