fbpx

Tiene 40 años y decidió ser madre soltera. “No es para corazones débiles”.

Ser madre, es un hecho que genera múltiples emociones. Mientras algunas mujeres se niegan a ser madres, otras buscan tener un hijo a como dé lugar.

Fuente: Instagram / @micheleelizaga

Michele Elizaga, compartió su experiencia en las redes sociales. Su historia es conmovedora, porque ella siempre quiso ser madre, pero por desgracia, nunca encontró a su príncipe azul y el tiempo se le terminaba.

Incluso, confiesa que nunca tuvo relaciones sexuales a sus 40 años, pero todo eso no le impidió concretar su sueño.

“Puedes ser mamá”.

Un día, mientras cenaba con una amiga, ésta le dijo: “puedes ser mamá. No necesitas un marido”.

Esta frase la dejó en estado de shock y no pudo sacársela de la cabeza. La idea comenzó a germinar en su mente. “Muchas mujeres se convierten en madres de manera natural, pero yo no creía que eso pudiera sucederme a mí”, dijo Michele.

Fuente: Instagram / @micheleelizaga

Buscando un donante.

Estaba decidida. Se convenció de que podría ser madre sin la necesidad de casarse y al día siguiente empezó a hacer todas las averiguaciones necesarias.

Sin embargo, no fue una decisión fácil de tomar, ya que muchas preguntas de agolpaban en su cabeza.

“¿Podré ser madre soltera? ¿Podré mantener a mi bebé? ¿Podré afrontar la desilusión si finalmente no se produce? ¿Qué pensará la gente de mi?” Todas esas preguntas la agobiaban.

Fuente: Instagram / @micheleelizaga

Pero logró superar sus miedos y sus dudas y optó por la inseminación a través de un donante de semen.

Eligió a un donante filipino, porque quería que el bebé se le pareciera y de inmediato empezó el tratamiento con su médico.

Poco después, supo que estaba embarazada y su felicidad no podría ser más grande. “Caí arrodillada en el piso del baño y le agradecí a Dios”, dijo Michele.

Una vida de madre difícil.

Feliz, Michele le contó a su familia y amigos la buena noticia, pero pronto su alegría tuvo que ser reemplazada por la incertidumbre, porque su médico le comunicó que su bebé tenía Síndrome de Down.

“Tuve miedo, porque me dijo que muchas veces los bebés no logran superas la semana 21, pero mi bebé lo logró. Nos conocemos desde hace muchos años y no necesitó preguntarme si lo tendría o no”, recordó Michele.

Fuente: Instagram / @micheleelizaga

Después de un parto difícil, esta valiente mamá soltera, pudo finalmente disfrutar de su hijo y de su nueva condición de madre.

“Nunca estuve tan cansada físicamente, mentalmente y emocionalmente, pero al mismo tiempo nunca me sentí tan plena”, dijo emocionada.

Michele contó que un sacerdote en el hospital, le dijo que su hijo sabía que tendría Síndrome de Down, pero que también sabía que ella lo amaría y que por eso tuvo la fuerza de seguir adelante. ¡Emocionante!

Fuente: Instagram / @micheleelizaga

“La inmensa alegría que brinda a mi corazón a diario, es como un sueño”, contó Michele; aunque reconoce que no es fácil criar sola a un niño con necesidades especiales. ¡Una historia conmovedora!

¿Qué opinas de esta madre tan amorosa y valiente?