fbpx

Nuestro sitio web utiliza cookies para mejorar y personalizar su experiencia y mostrar anuncios (si los hubiera). Nuestro sitio web también puede incluir cookies de terceros como Google Adsense, Google Analytics, Youtube. Al utilizar el sitio web, acepta el uso de cookies. Hemos actualizado nuestra Política de privacidad. Haga clic en el botón para consultar nuestra Política de privacidad.

Tiene barba, no se depila y no le importa que la llamen “asquerosa”.

Las mujeres sabemos muy bien que la sociedad moderna, nos impone un cierto estándar de belleza al que a veces podemos ajustarnos y otras veces, no tanto.

Dentro de ese estándar de belleza que se impone, “los pelos” no están bien vistos. Las mujeres estamos obligadas a depilarnos las axilas, las piernas y la cara, por lo menos.

Fuente: Klyde Warren

Muchas lo hacemos por nosotras mismas o vamos a la depiladora para eliminar esos pelos antiestéticos, pero hay otras, que eligieron “liberarse” de la “tortura” de la depilación y prefieren ser todo lo auténticas que puedan, dejando que sus pelos corporales crezcan y se vean de forma natural.

Entre esas mujeres, se encuentra Klyde Warren, una mujer estadounidense de 27 años, que no tiene algunos pelos indeseados, sino una barba imposible de no ver.

Fuente: Klyde Warren

Ella se viene manteniendo firme en su posición: nada de depilación. No le importan los insultos, ni los comentarios, ni las críticas.

Klyde se niega a depilarse y luce su barba, sin ningún tipo de complejo, desde que tiene 15 años.

“Asquerosa”.

El calificativo que se repite sin cesar es, “asquerosa”. Pero ni siquiera así Klyde da el brazo a torcer: no piensa depilarse.

Reconoce que los insultos y los descalificativos le molestan, porque “nadie quiere recibir esos comentarios”, dijo; pero tampoco llegan al punto de hacerla cambiar de opinión.

Incluso, dice que esta es una característica particular de su persona que le ha llegado a gustar y que no ve por qué tendría que modificarla.

Fuente: Klyde Warren

Sus pelos comenzaron a crecer de manera significativa, cuando llegó a la adolescencia y para cuando tenía 15 años, ya tenía “barba”.

Empezó siendo un “bigote”, y a pesar de que su madre le pedía que se depile, ella prefirió que la naturaleza siguiera su curso.

“Comenzó en la escuela y tenía un bigote más grueso de lo normal. Decidí aceptarlo de inmediato. Mi madre tenía algo que decir al respecto. A ella no le gustó nada y me dijo que lo tuviera bajo control, pero no me importaba. Me negué a afeitarme”, dijo Klyde.

Fuente: Klyde Warren

Amarse a sí misma.

Klyde aprendió a amarse a sí misma por lo que ella es al natural, a pesar de que muchos no quieran aceptarlo.

Por supuesto que esta particularidad física, influye en sus relaciones con las personas, pero ella espera encontrar una pareja a quien le guste su barba tanto como a ella.

Cuenta que algunas personas que frecuenta, aceptan su apariencia e incluso la tratan como a alguien “raro” y su último novio incluso la apoyaba en su decisión.

Algunas alteraciones hormonales, hacen que los pelos crezcan de manera exagerada y descontrolada, pero no es el caso de Kylie. Esta es su elección.

Fuente: Klyde Warren

Ella dice que al principio le caían mal los comentarios insultantes, pero que ahora se siente más segura de sí misma y ya no le molestan tanto.

Hay que admitir que tiene personalidad y el coraje necesarios para dejar de lado las imposiciones de la sociedad y vivir su vida como mejor le parezca.

Desde aquí, apoyamos a todos quienes se sientan con la misma confianza.

¿Serías capaz de lucir una barba semejante? ¿Cómo crees que te sentirías con eso?

One Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notas relacionadas