fbpx

Una empleada de Burger King ayuda a una mujer diabética en plena crisis.

Rebecca Boening es diabética, y tuvo una baja de azúcar repentina, mientras estaba conduciendo. Tuvo suerte de encontrarse con Tina Hardy, una empleada de Burger King, que literalmente, le salvó la vida.

Cuando los niveles de azúcar bajan de manera abrupta, las personas afectadas muchas veces no pueden coordinar sus movimientos o están tan aturdidos que no logran explicar lo que les sucede.

Rebecca conducía por la interestatal 40, en Texas, cuando notó que empezaba a sentirse mal.

Logró entrar a un Burger King y le explicó como pudo a la empleada que era diabética y que necesitaba consumir algo con azúcar.

Ella no sabía que estaba hablando con su ángel de la guarda.

Tina, al rescate.

Entró en acción rápidamente y sin demora. Ella sabía muy bien, que el tiempo era crucial. Rebecca sudaba y temblaba sin control.

Tomó una pequeña porción de helado y se lo dio a la señora Boening. Y no sólo eso; se quedó a su lado hasta que supo que se había recuperado y estaba bien.

“Me detuve en el Burger King y trataba de pensar qué podía comer para elevar mi nivel de azúcar”, contó Rebecca.

Fuente: KFDA

Tina también recordó ese momento: “pidió helado y una Coca Cola. Le pregunté si se sentía mal y me dijo que era diabética y que su nivel de azúcar en sangre estaba bajando”, dijo Hardy a ABC News.

Pero afortunadamente para Rebecca, no sólo se encontró con una buena persona, sino que, a su vez, se trataba de una persona con conocimientos, porque el esposo de Tina también es diabético.

“Aprendí cómo ayudarlo y usé mis conocimientos para ayudarla”, dijo ella.

Esta buena mujer, esperó unos 30 minutos hasta que Rebecca se recuperó. Mientras, la acompañó y no se separó de ella en ningún momento.

Fuente: KFDA

“Aprecié mucho lo que hizo por mí. Se lo agradecí y también hablé con el gerente de Burger King para contarle lo que había sucedido”, dijo Rebecca.

Por su parte, Tina dijo que Rebecca era una señora encantadora y que se mantenían en contacto.

La historia se hizo viral.

Rebecca compartió su experiencia en las redes sociales y la historia se hizo viral rápidamente.

Ella quería que todos supieran lo que le había pasado, y cómo la ayuda y la rapidez en la acción de una perfecta desconocida, fue para ella la diferencia entre la vida y la muerte.

Fuente: KFDA

La publicación se compartió más de 200000 veces, con casi 475000 Me Gusta y alrededor de 43000 comentarios. Muchas personas agradecían el gesto de Tina.

“Creo que el hecho de que se haya vuelto viral se debe a que aparentemente las personas ya no son amables entre sí”, dijo Rebecca.

¿Crees que las personas estamos dejando de ser amables? ¡Deja tu comentario!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *