Una pareja decide adoptar a 5 hermanos abandonados para darles una familia.

El concepto de familia tal cual lo conocimos desde siempre, ha quedado atrás. La clásica composición de padre, madre y e hijos, no es la única forma de familia que podemos ver hoy.

Es así como Jhonatan Wiliantan da Silva y su pareja Daniel Rocha Braz, decidieron adoptar a 5 hermanitos que vivían en un orfanato.

Ellos son pareja desde hace unos años y siempre quisieron formar una familia, pero sabían que su condición de pareja homosexual haría que su sueño fuera muy difícil de realizar. Incluso, pensaron en un vientre de alquiler.

Sin embargo, Brasil es uno de los pocos países que permiten la adopción de niños por parte de parejas homoparentales.

Fuente: Instagram / Jhonatan Williantan

Hasta que supieron que había 5 hermanitos en un orfanato, abandonados por su madre que no podía cubrir sus necesidades.

Cuando se trata de varios hermanos, es más difícil la adopción, porque no todas las familias aceptan criar a tantos niños al mismo tiempo y las autoridades tampoco quieren separarlos.

Fue así que Jhonatan y Daniel conocieron a Joao Miguel, 1 año, Lara, 3 años, Harry, 4 años, Wendel, 6 años y Douglas, 11 años. Ellos, crearon un lazo inmediatamente.

Esta pareja sabía que, si se decidían a encarar la adopción, no podrían dividir a esta familia. Todos tendrían que permanecer juntos.

“Vi que había muchos niños que podrían necesitar de nosotros. Siempre me gustó cuidar y el amor es un acto de coraje”, dijo Jhonatan.

Poco a poco, comenzaron a visitar a los niños y luego los apadrinaron. Los llevaban a tomar helado y a pasear y el vínculo se hacía cada vez más estrecho.

Durante la pandemia, comenzaron con los trámites de adopción. Ellos querían que dejaran el Hogar en el que estaban.

Fuente: Instagram / Jhonatan Williantan

“En ese lugar falta el amor, el calor y el afecto que podemos darles en casa”, dijo Jhonatan.

Como pareja homosexual, se hicieron muchas preguntas, pero luego, comenzaron con el proceso.

“Ya los queríamos tanto, que no teníamos miedo a nada”, contó.

Ese mismo año, pudieron pasar Navidad en familia, porque un juez les dio la guarda de los 5 niños. Todos juntos pudieron celebrar que podrían vivir todos juntos. Incluso, se sumó la mamá de Jhonatan que los apoyó incondicionalmente y siempre está presente, como abuela.

Cuando se interponen los prejuicios, se suele decir que los niños necesitan “un padre y una madre”, pero en realidad, lo que los niños necesitan es tener a su lado a alguien que los cuide y los quiera.

Estos cinco hermanitos no pudieron tener a sus padres con ellos, pero se cruzaron en sus vidas Jhonatan y Daniel, que; a partir de ahora, son sus padres.

Fuente: Instagram / Jhonatan Williantan

“¿Fue difícil? ¿Pensé en abandonar? Nunca. No nací padre; aprendí a serlo. Tengo la sensación de que siempre fueron mis hijos”, terminó diciendo.

Una historia con un final feliz.