Una psiquiatra denunció el abuso de una niña y no podrá ejercer durante 3 meses.

La psiquiatra francesa Eugénie Izard, acaba de ser condenada a la pena de no ejercer su profesión durante 3 meses. ¿Su falta? Denunció el maltrato que sufría una niña por parte de su padre.

Hace pocos días, Eugénie Izard publicó un video en el que denuncia “la complicidad de ciertas instituciones, para hacer callar a los niños maltratados.”

Fuente: Association REPPEA

Unas semanas después, fue suspendida durante 3 meses por la Orden de Médicos de Haute-Garonne, en Toulouse.

El abusador, un médico.

En el año 2015, el padre de una de sus pacientes, denunció a Eugénie.

“Yo sólo intenté proteger a una niña que había manifestado malos tratos por parte de su padre”, explica la psiquiatra.

Le explicó al juez de menores sobre los maltratos que la niña le había relatado, respetando las disposiciones del código de familia, que permite compartir esta clase de información.

Fuente: YouTube Association REPPEA

Asimismo, la psiquiatra denuncia “un verdadero ensañamiento” por parte de la Orden de Médicos que apoya al padre de la niña y que, a su vez, le “reprochan apoyar a la madre de la niña”.

Al final, el padre de la menor retiró la denuncia, pero el consejo de médicos considera que la psiquiatra, “violó el secreto médico con su denuncia. No estamos aquí para inmiscuirnos en asuntos familiares, sino para certificar hechos reales”, indicó Stéphane Oustric, actual presidente de Médicos de Haute-Garonne.

Es así como decidieron mantener la prohibición de ejercer durante 3 meses a esta psiquiatra, aun cuando ya no existe denuncia sobre ella.

Proteger a los vulnerables.

Eugénie no se arrepiente. Ella prefiere esta condena, pero quedarse con la tranquilidad de haber hecho lo que su conciencia le pedía, en favor de esta niña abusada.

Fuente: Pixabay

“Lo que es aun más grave, es que el Orden de Médicos ha obstaculizado la protección y el cuidado psicoterapéutico de esta niña maltratada, exigiendo que yo deje definitivamente su atención y el de su madre”, cuenta Eugénie.

“No tienen derecho a hacer esto, porque no sólo amenazan mi libertad para trabajar, sino la libertad y el derecho que tienen las personas a elegir a un profesional”, dijo.

Eugénie pertenece a una red de profesionales que protege a los niños de abusos, llamada REPPEA.

Fuente: Facebook

La Orden de Médicos ha llevado el acoso a esta profesional, al punto de prohibir que cualquier otro psiquiatra que forma parte de esta red, pueda seguir el tratamiento de la niña.

No bajar los brazos.

Eugénie dijo que no va a bajar los brazos. Ella espera que se revea su situación y se revierta.

“Espero que mi testimonio sirva para que los niños maltratados no caigan en el olvido y que los profesionales que denuncian e intentan ayudarlos, reciban su merecido reconocimiento y protección contra represalias inherentes a estas cuestiones”, concluyó.

Fuente: Pixabay

Es realmente indignante que un grupo de médicos poderosos se pongan del lado de un maltratador, y perjudiquen a la persona que quiere ayudar.